webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Solos en el vestuario

Relato: Solos en el vestuario

  

Hola, les voy a contar una historia que me sucedió ya hace
unos cuantos años, cuando tenía 17.


Siempre me gustó bastante el deporte y sobre todo ir a correr
por el polideportivo de mi barrio. Como soy bastante exhibicionista y voyeur,
nunca tuve problemas en ducharme en las duchar públicas del polideportivo, al
contrario de mis amigos que les daba mucha vergüenza. Yo soy hetero y
actualmente tengo novia, aunque me dio siempre bastante morbo cambiarme en las
duchas públicas porque allí entraban un montón de gente que sólo iba a beber
agua o al servicio y me daba morbo ser observado desnudo por mucha gente que
conocía y no se desnudaba.


Bueno, al grano, resulta que ese año tuve que cambiar mi
turno de instituto de mañana a tarde, por lo que ya no podía ir a correr por las
tardes. Así pues, decidí que todas las mañanas bien temprano iría a correr para
después poder estudiar o hacer ejercicios antes de ir a clase.


Y así lo hice, iba a correr prácticamente a la misma hora que
abrían el polideportivo. Rápido me acostumbré al horario matutino en mi práctica
deportiva, pero noté un cambio bastante importante. Resulta que la chica de la
limpieza que se encargaba de los vestuarios principales los limpiaba
precisamente a primera hora de la mañana porque no los usaba nadie, y la mayoría
de los días estaba ella liada con la limpieza del vestuario masculino justo
cuando lo necesitaba.


Ella bastante joven en relación con las empleadas de la
limpieza que había visto en otros polideportivos. Tenía 23 años, de nacionalidad
peruana, un cuerpo bastante bonito y una cara que la quitaba edad aún.


Recuerdo que el primer día pasé un corte terrible. Yo aún no
la había visto por los alrededores de los vestuarios porque debió de llegar
tarde y entré ya para ducharme, y justo cuando estaba totalmente desnudo
apareció ella. Al verme se sonrojó, pidió disculpas y salió rápidamente.


Ya fuera se disculpó otra vez, aunque yo le resté
importancia, ¡total, es sólo carne!, ¿no?.


Al día siguiente ella ya estaba dentro de los vestuarios
fregando cuando iba a entrar yo. Al ver que iba a ducharme me dijo que salía,
pero yo la respondí que no se preocupara, que no quería molestarla en su trabajo
y que me daba igual, que no pasaba nada, que iba a playas nudistas y que porque
fuera hombre no pasaba nada. En el fondo me daba un morbazo enorme la situación.
Nunca había sido visto desnudo en unas duchas públicas por ninguna mujer, sólo
por tíos, y no quería que se tuviera que salir esta chica, ya que además, como
iba todos los días, no quería que me mirase mal y todo eso.


Ella se cortó un poco. No sabía que responder, pero bajo mi
asombro, ya que pensé que rechazaría lo que la dije y se esperaría fuera a que
me duchara, me dijo que vale, que a ella no le importaba y que total, que
mientras que fregaba no veía nada.


Y así, la gran mayoría de días que me duchaba allí ya no
estaba sólo, estaba "en compañía" de Laura, que es así como se llamaba ella.


Los primeros días Laura no quería mirarme cuando estaba
desnudo. Lo evitaba completamente por vergüenza aunque ya me vio la primera vez
por accidente.


Todos los días en el vestuario, mientras yo me duchaba y ella
lo limpiaba entablamos una bonita amistad. Nos íbamos contando nuestras vidas y
todo eso. Ella ya iba tomando más confianza con la situación y ya no evitaba el
pasar junto a mí cuando estaba desnudo. Es más, ya tenía hasta bastante
confianza como para bromear acerca de la situación y sobre mi desnudez.


Pero hubo un día que nunca olvidaré. Ella no estaba aún
cuando fui a correr. Llegó algo tarde. Ya estaba yo en los vestuarios
desnudándome para ir a la ducha cuando veo que entra. Me sorprendió verla
vestida de calle, ya que lo primero que hace es ponerse el uniforme del
polideportivo en el vestuario femenino. Pero ese día, para mi asombro y
felicidad se iba a cambiar en mi vestuario. Me preguntó si no me importaba.
¡¡¡Qué me va a importar!!!


Su cuerpo era precioso. Llevaba un sujetador blanco de encaje
bastante sexy y unas braguitas también blancas y de encaje a juego. Ella notó
cómo quedé embobado mirándola en ropa interior. Yo estaba en calzoncillos ya. Me
sobrevino una fuerte erección en ese momento. Todavía no había tenido ninguna en
los días que Laura me había visto desnudo en las duchas. Ella se percató y me
peguntó si me gustaba lo que veía, cuando al compás de su pregunta se desabrochó
su sujetador para dejar libres a mi vista sus increíbles pechos. Su tamaño era
perfecto. Estaba erguidos y sus pezones estaban bastante erectos. Estaba también
tan excitada como yo.


No alcancé a alabar la preciosidad de su cuerpo cuando ella
vino sobre mí y me bajó el slip. Mis 18 cm. de pene en erección quedaron libres
a su vista. Ella lo agarró y se lo llevó a su boca. Me dijo que había estado
esperando este momento durante bastantes semanas, ya desde aquél día que me vio
por primera vez desnudo en los vestuarios.


Me la chupó como nunca me la habían chupado, y cuando ya
estaba a punto de correrme paró en seco de chupármela. Se quitó sus braguitas y
me llevó con ella a las duchas.


Mientras el agua caía sobre nuestros cuerpos desnudos hicimos
en amor durante un buen rato hasta que cuando estaba otra vez a punto de
correrme me hizo dejar de penetrarla porque quería que me corriera en su boca. Y
así lo hice. Ella cogió de nuevo mi pene y me lo chupó de nuevo hasta que me
corrí y derramé mi semen en su boca.


Fue un momento mágico el que pasé ese día con ella en la
ducha.


A partir de entonces mantuvimos otras muchas prácticas
sexuales "a escondidas" en el vestuario solitos los dos, hasta que Laura dejó de
trabajar en el polideportivo para volver a su país. Desde entonces nunca supe
nada más de aquella linda chica que me acompañó todas las mañanas tras mis
sesiones de footing.


Como es lógico, guardo muy buen recuerdo de ese año que
cambié de turno de mañana a turno de tarde en el instituto.


 



Relato: Solos en el vestuario
Leida: 819 veces
Tiempo de lectura: 4 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno