webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La hermana menor de mi amigo el Negro

Relato: La hermana menor de mi amigo el Negro

  Recorro su abdomen con las yemas de mis dedos, ella al igual que yo esta nerviosa, puedo sentirlo en como se estremece a medida que me acerco a su entrepierna, meto mi mano dentro de su ropa, ella por un momento pone su mano, pero lo quita casi en el acto.
-Esta bien- Responde con voz aguda y temblorosa antes de que pueda antes de que yo pregunte algo siquiera.
-Es mi primera vez también- Respondo la pregunta que nadie hizo.
Sigo con mi labor, su oscura piel es suave, el solo hecho de recorrerla de manera tan directa provoca en mi una erección que no se ira hasta que lleve esto hasta el final, mi mano sigue su recorrido hasta llegar a su "hendidura", ella se estremece y ahoga un gemido, con la punta de mi dedo medio recorro el camino hasta llegar a su vagina, dentro de su ropa interior esta húmedo y caliente, explorando con mi mano puedo sentir el liquido que desprende, jugueteo con su parte mas intima a la vez que ella gime y se estremece, ocasionalmente ella pone su mano derecha sobre la mía que esta dentro de su ropa, yo con mi mano derecha agarro la suya y su mano izquierda y las llevo por arriba de su cabeza, me pongo por encima de ella y la cama donde estamos echados rechina un poco por la brusquedad de mi movimiento, con mi mano derecha a la vez que me apoyo la aprisiono, ella no muestra mayor resistencia, gracias a mi posición puedo verla de frente, su cabeza esta ligeramente inclinada hacia el lado derecho, su oscuro y largo cabello esta alborotado, esta con la boca entreabierta, algo de saliva se le chorrea por su lado derecho, su delgado cuello estaba sudoroso, podía ver como las gotas de sudor caían a la cama, podía sentir como su pecho se inflaba y contraía de manera acelerada, el panorama no podía ser mas erótico, pero llega a sus ojos, sus ojos de una tonalidad poco común para alguien de su color de piel, sus ojos color caramelos tenían cierto miedo en ellos que apagaron mi pasión.

Saco mi mano de su ropa interior y la libero, siento como mi respiración esta agitada, siento como un frió recorre mi espalda, siento la culpabilidad de estar manoseando a una chica de menor a mis 20.
De un salto me siento al borde de la cama y sin poder moverme mas bajo la mirada, reflexionando mis actos...
Unos delicados brazos me estrechan desde atrás.
-Que pasa? acaso no me mostrarías toda tu hombría- lo dice mientras acercaba mas sus labios a mi oreja y va bajando la voz de a pocos.-No me decepciones, no en este punto- da un soplido que me estremece.
-La culpa es tuy...- me interrumpe, pues lame y luego chupa el lóbulo de mi oreja derecha, trago saliva y mi cuerpo se siente tan bien de repente.
-estas segura de esto? Hace un rato me descontrole un poco y no sabría hasta donde podría llegar si me descontrolo-
Sus brazos se apartan de mi y escucho a la cama rechinar un poco.
-Mírame.-
Hago lo que la aguda voz dice, unos pechitos morenos, pequeños y bien formaditos roban mi mirada de inmediato, ella pone sus manos atrás de su cabeza y se tira para atrás, el colchón se mueve y la cama rechina, otra vez.
-Ven, ya espere suficiente.-
Suspiro, acto seguido me saco el poco y el pantalón.
Me vuelvo a echar en la cama y desesperadamente busco sus pechos, una vez los hallo los empiezo a chupar de manera suave y amable, su piel era extremadamente suave, un manjar que parecía que se derretía en mi boca, su pezon estaba duro asi que empece a jugar con el en mi lengua, al principio solo lo lamia pero luego lo recorría como se me fuese posible, poco a poco escuchaba como gemía mas, como disfrutaba mas, así que decidí ir a su ropa interior, usaba una bastante corriente de color amarillo que para ese momento ya estaba húmedo, sin mayor problemas se lo saque, cuando me coloque en posición y quise abrirle las piernas para hacerle sexo oral ella se resistió un poco.
-Qui quiero chupar tu pene.-Me tomo un rato procesar lo que dijo.
-es algo difícil, tu no llegas ni al metro cincuenta y yo sobrepaso el metro setenta.- Ella se miro algo decepcionada, pero aun así se me ocurrió algo.
-Dije que era difícil, no imposible.-
Acto seguido le pedí que se parara, la cama hizo su sonido de costumbre al cual ya me había costumbrado, le dije que se pusiera de como un perrito.
-No pienso hacerlo por ahí, soy una chica decente, ademas esta cochino y yo te dije que quería chuparlo.-
-Confía en mi, solo haz eso y yo haré el resto-
Ella se puso como le pedi, eso si volteaba a ca da rato y me lanzaba miradas de desconfianza.
En esa posicion tengo que admitir que quise penetrarla, pues era demasiada tentación, tenia una vision hermosa de su trasero redondito y paradito que era una invitación al sexo anal y su vagina que estaba completamente limpia de pelito alguno.
Me agache un poco y la agarre de las pantorrillas y la jales hasta donde pude darle un beso en su conchita, esta tenia cierto olor a orines que en lugar de asquearme me motivaba mas y me ponía mas impaciente.
-Casi haces que me golpee la cabeza- se queja ella pues no le avise que la jalaría de repente.-
-Disculpa, solo que tenerte en perrito tanto tiempo era mucha tentación, pero acaso no esta bien así.-
-No se, me da vestigio asi, ademas no te sacaste el calsonsillo, eso incomoda.-
-Te estoy cargando, estoy haciendo suficiente.-
Acto seguido de a pocos acomodo mis brazos para tenerla abrazaba y evitar que se me caiga, ella por su parte abraza mi cintura, si fuera gordo esta posición seria imposible, es mas, si ella fuera mas grande seria igual de imposible, cuando ya la tuve bien agarrada de la cintura empiezo a lamerle la concha, ella por su parte había bajado mi calsoncillo e intentaba descifrar como lamerlo o chuparlo, pues lo único que hacia era besarlo.
-Bajame!!- Grito ella. Yo obedecí de inmediato y la deje en la cama con mucho cuidado.
-que sucede?-
-Es mas grande de lo que esperaba y le sale un liquido raro.-
-Eso es normal, a ti también te salia un liquido cuando le lamia la vagina.-
-Y te lo tomate?-
-Es lo normal, le dije.-
-Entonces debo hacerlo?, pero como?-
Me tire en la cama, me termine de sacar el cansoncillo y le dije que acercara su boca a mi pene, ella hizo lo que le dije.
-Saca tu legua y lamelo como si lamieras un helado.-
Tengo que admitir que ella lo hacia mal, siempre evitaba hacer contacto con la cabeza, así que el placer que sentía era mínimo.
-Ahora abre bien la boca.-
-AAAHHH.-
en ese momento me pare, me acomode y sin previo aviso le meti mi pene en su boca, sus dientes me provocaron cierto dolor al principio, pero a medida que me movía mas el dolor se convertía en placer, ella al principio intentaba alejarme, pero luego de un rato sedio, me movia de manera amable procurando no hacerle daño ni atragantarla, luego de un rato se lo saque, sin mucho gusto, pues al final los dientes si que jodieron lo que pudo haber sido un buen fellatio.
Ella respiraba algo agitada- Estas bien?-
-No, esa cosa era muy grande, estaba bien , pero igual habia momentos en los cuales parecía que mi mandíbula se fuese a abrir, ademas eres muy brusco, metermelo así de la nada y sin aviso, eso es cruel, debería denunciarte.-
-El solo hecho de estar desnudos el uno frente al otro haría que me fuera preso sabias?-
-Claro, pero, eso dependerá de como lo hagas de ahora en adelante.-
En eso ella se echo a la cama y abrió sus piernas, sus manos tapadas por su largo cabello invitaban a hacerle lo que yo quisiera, sin necesidad de contenerme.-Vamos, he esperado esto.-
-Como es que sabes sobre el sexo, quiero decir, no tienes mas de 18.-
-No se como ni cuando fue mi primera experiencia, solo se que cada vez que me frotaba ahi abajo se sentia rico, hasta que un dia, hace un año, vi en el cuarto de mi hermano una escena porno, miraba como una mujer se metía un pepino, asi que me dio curiosidad, claro que no me fui con el pepino a la primera, solo una zanahoria, fue horrible, dolio una barbaridad y mi mama hasta ahora esta buscando esas bragas y el pantalon que manche esa vez, aun asi volví a la zanahoria, la imagen de esa mujer no se me fue de la cabeza, asi que lo intente de nuevo, otra vez fue algo desagradable, pero no horrible, y así de a pocos, de a pocos, hasta que en mi búsqueda del placer logre convencer al amigo de mi hermano para que me haga mujer.-
-Tu hermano tiene la mala costumbre de dejar paginas abiertas en los cafe internet, pero quien diría que esa mala costumbre haría que me acercara a ti, su hermana menor.-
En ese momento sujete sus manos que estaban escondidas en su frondoso cabello y me acomode- esto te dolerá-
-ya no creo que me duela.- Respondió ella con una sonrisa.
Tenia cierta expresion de miedo en el rostro, pero mas que eso veia expectativa en su mirada, en sus ojos claros, su respiración estaba agitada, ansiosa de una nueva experiencia, su boca entreabierta pedía algo que yo estaba dispuesto a dárselo, asi que con mi mano izquierda guiaba mi pena a su vagina, cuando la toque con mi miembro se estremeció y de a pocos, a medida que entraba en ella, ella tenia espasmos que controlaba con mi mano derecha, estaba estrecha, a pesar de haber jugado con las zanahorias no crei que fuese a estar asi de estrecha, deliciosamente estrecha, verla estremecerse antes mis actos hacian que me motivase mas, que desease estar dentro de ella por completo, hasta que no se pudo mas.
-Estas muy tensa, no va a entrar mas.-
-Mas?- respondió ella gadeando y con la respiración agitada.
Empece a moverme, el primer movimiento fue algo dificil, pues de verdad estaba muy tensa, pero cuando lo logre fue glorioso, la estrechez de su vagina hacia que el placer que sentía fuese 100000 veces superior al de cualquier paja que me haya hecho. A la vez que me movía ella gemia y se relajaba mas, hasta el punto donde ya no se estremecía mas y que su cuerpo parecía un trapo y se movia al ritmo de mis movimientos.
-Quiero ir encima.-
-Como?.-
-Quiero montarte, quiero ir encima.-
-Pero para eso tiene que entrar todo y aun no estas preparada para eso.-
-Quiero ir encima, por favor.-
En ese momento la levante y la abraze, ella correspondio al abrazo, aun conectados, me puse de espalda a la cama y ella encima mio, ella apoyaba sus manos en mi pecho, apoyaba sus pies en la cama, tenia las rodillas lo mas juntas que podia e intentaba recuperar el aliento- Solo espera un momento, ahora empiezo.- dijo ella mientras se limpiaba la saliva con su hombro.
Acto seguido separo sus rodillas lo mas que pudo, llevo sus manos a mi piernas y empezo a moverse, sus movimientos a pesar de ser torpes eran maravillosos, la vista que me daba esa simplemente sublime, su cabello bailaba con cada movimiento, el oscuro color de su piel resultaba en algo movivante, ver el sudor que recorría su cuerpo mezclado con su aroma hacia que me dieran ganas de disparar.
-Me vengo ya Ruth, ya no lo soporto mas, me vengo.-
En ese momento Ruth vuelve a poner sus manos en mi pecho, aun con las piernas separadas dice.-
-Sorpresa-
Ella lleva sus pies hacia atrás, haciendo que se arrodille en la cama, pero que aun este conectada a mi, mas conectada que nunca, al momento de arrodillarse, la gravedad hizo que todo mi pene entrase en ella, al mismo tiempo que yo tenia mi orgasmo, ella cayo sobre mi y la abraze, la abraze tanto como si quisiera fundirme con ella. Ella se estremecía y temblaba en mis brazos, rendida completamente. Luego de un momento de disfrutar su aroma ella se levanto, venia como le temblaban las piernas y los brazos y se acostó a mi lado.
-Soy mejor que una zanahoria?-
-muchisimo, ahora si no dudare de tu hombría, aunque si quieres puedes demostrármelo cuantas veces quieras-
-Eso no lo dudes, siempre vendré a verte, mi pequeña morena.-
Dicho esto me puse encima de ella y la bese.
-Es mi primer beso.-Dijo ella mientras abría los ojos
-Aunque no sea mi primer beso, este es el que mas disfrute.-
-Gracias- Sonrio- Estee...-
-Si? sucede algo?-
-Mi hermano no llega hasta mañana y mis papas no vuelven de viaje hasta dentro de una semana, asi que quisiera hacerlo una vez mas.-
Y yo ni corto no perezoso, le hiuce el amor una vez mas, y otra mas y otra mas.

 



Relato: La hermana menor de mi amigo el Negro
Leida: 925 veces
Tiempo de lectura: 20 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno