webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: EL PRIMER TRIO DEL RESTO DE MI VIDA

Relato: EL PRIMER TRIO DEL RESTO DE MI VIDA

  Como no sé muy bien por donde empezar, ya que no soy una escritora habitual, empezaré por el principio. Mi nombre es Amanda (real), española (aunque me reservo la ciudad/región para mi intimidad), siempre he vivido en mi ciudad (una gran ciudad), tengo 27 años, morena, delgada, pechos firmes (aunque no enormes), culo precioso (lo mejor de mí después de los ojos), simpática, extrovertida, festera, de espíritu joven... vamos, que no tengo abuela (como suele decirse).

Me he animado a contar mi historia pues, poco a poco, me he ido convirtiendo en una persona sexualmente muy activa, y es bastante estimulante contar mis aventuras a desconocidos que jamás me reconocerán cuando me los cruce por la calle. Sé que mucho de los lectores que frecuentan estas páginas son hombres, y que (por lo general) ellos tienden a simplificar las cosas en es sexo a la máxima potencia, vamos que la descripción que haría un hombre de mí es la siguiente... -”Esa es una guarra...”... yo sinceramente no lo veo así... pero de todas maneras... si fuera una guarra... deberían reconocer los hombres que a todos les gustaría tener una guarra a su lado.

Yo con 21 años empece a salir con mi novio Carlos (este sí que es un nombre en clave), que me saca cinco años por arriba. Decir que, además de muy simpático, cariñoso y todo lo que queráis... lo cierto es que gran peso de la culpa de que saliera con él fue que estaba buenísimo... y que además era (y probablemente es) muy macho alfa... lo que comúnmente llamamos “chulito”... pero en el buen sentido creo yo. Para que negarlo, hubo un gran componente de atracción física en la decisión de salir con él, pero la verdad es que en 6 años que llevamos juntos, no me he arrepentido todavía de ni un sólo minuto que he estado con él... y me sigue pareciendo el tío bueno con el que salí.

Cuando empece a salir con él, no era ni mucho menos, tan activa sexualmente. Tampoco es que fuera virgen... pero con él me he convertido en una chica muy liberal y (cero yo) he vivido mi sexualidad al limite. He tenido aventuras sexuales muy estimulantes... y he creído que sería interesante plasmarlas aquí.

Como esta es la primera que escribo, puede que sea la que más cuente arrancar... pero es que aunque intente usar un lenguaje muy cercano a la literatura pornográfica para que el lector se enganche y se divierta... tampoco quiero traicionar a la realidad de la propia historia de mi vida... así que, si cuesta arrancar, pido disculpas.

Voy por Capítulos....

CAPITULO I. CURRICULUM

Como dije, cuando empecé con Carlos no era virgen... Había estado con 3 chicos Fernando, Juan y Miguel... (todos nombres cifrados)... y además, me había enrollado con una chica... mi mejor amiga Ana (nombre cifradisimo). Empecemos enumerando los 3 chicos... Juan fue el segundo con el que estuve y mi primer novio estable. Una relación que duró 6 meses... sexo sin más... yo arriba el abajo, el misionero, el perrete, etc... divertido mientras duro pero sin más historia... Miguel fue el tercero y fue un ligue que duro tres o cuatro encuentros. Follaba bien la verdad. Fue el primero que hizo algo en mi ano y me descubrió el placer ahí... pero de estimularlo con la lengua y un dedo no pasó... De todos modos, fue todo un descubrimiento para mí el sentir placer vía anal. Antes no me lo había planteado... pero fue Carlos (mi novio actual, recuerden) el primero que me penetró analmente... Lo de Miguel no llegó a más entre otras cosas porque el tenía novia y la relación no tenía futuro. Nos conocimos durante un impasse entre él y su chica, y cuando ellos volvieron perdimos el contacto. Fernando (el que me faltaba por nombrar) fue el primer chico con el que estuve. Lo he dejado para el final porque es un personaje importante ya que en mis aventuras sexuales futuras ha sido una persona muy presente. Él fue quien me quitó la virginidad a los 16 años. Fue un polvo mediocre (como es habitual) y doloroso. Eramos amigos de un grupo en el instituto... y nadie del grupo se entero que estuvimos juntos. Está muy bueno (pero mucho) y después de lo de la perdida de virginidad estuvimos juntos tres veces más... Yo encantada, porque le iba cogiendo gusto a eso de follarme a mi amigo el buenorro sin ningún tipo de compromiso. Tiene exactamente un año más que yo, ya que cumplimos los años el mismo día... pero el nació un año antes (la curiosidad). Es rubio, complexión atlética (le encanta el deporte, a día de hoy juega al fútbol en tercera regional), cara de canalla y unos ojos para perderse... pero al final dejamos nuestros encuentros sexuales porque se enamoró, y comenzó a salir con mi mejor amiga, Ana...
Ana, sí sí,... la chica que he mencionado antes y con la que me enrolle una vez. Fue sólo una noche, veníamos de fiesta a las cinco de la madrugada bastante borrachas, y como vivimos cerca me acompañó hasta el portal (como era habitual) y no sabemos como acabamos morreandonos y sobándonos en el portal a oscuras. La cosa no paso de besos con lenguas, caricias en el cuerpo en general, y frotamiento mutuo de vaginas... vamos, lo que comúnmente se diría que yo le hice un dedo mientras ella me lo hizo a mi... mientras nos comíamos la boca deslizamos nuestras manos por debajo de las bragas de las otras y nos frotamos mutuamente. Fue muy placentero... y no volvió a ocurrir... ni si quiera hablábamos sobre el tema... fue un acto de curiosidad, amistad, complicidad y cariño... y ahí se quedó. Lo que no entienden los hombres es que las mujeres no nos rayamos tanto con esos temas... y nuestra amistad siguió como si nada... sin tensiones sexuales.

Al cabo de los meses, ella se puso a salir con Fernando (lo llamaré Nando a partir de ahora, que es más corto)... y pese a que Nando me parecía que estaba muy bueno y eso frustraba la posibilidad de acostarme con él, me alegre un mogollón... porque les quiero un huevo a los dos. Nunca cortamos relación y seguimos siendo amigos los tres. Además, Ana sabía que yo había estado con él, pero jamás la he visto molesta con eso, ya que cuando sucedió ellos tampoco estaban juntos. De todos modos, al poco de empezar a salir ellos, yo empecé a salir con Juan, así que la tensión sexual con Nando también se esfumó.

Ana tiene la misma edad que yo. Nos conocimos en el instituto. Ella, Nando (qué había repetido un curso) y yo íbamos a la misma clase. En seguida nos hicimos inseparables. Es rubia, pelo largo, rizado (no te lo cortes nunca guapa), cuerpazo, pechos grandes, ojos verdes... es guapísima... y aunque yo siempre he tenido éxito con los chicos... ella era la guapa del grupo, así que a todos nos cuadro que Nando (el guapo) y Ana (la guapa) acabaran juntos...

CAPITULO II. ...Y LLEGÓ CARLOS

Después de un tiempo acabé con Carlos. Lo conocimos de ir siempre a los mismos bares de fiesta... él era cinco años mayor que nosotros (mi grupo de amigos/as)... y estaba más bueno que Nando... poco a poco fuimos conociéndonos de encuentros casuales en bares y discos... hasta que al final nos liamos... el como fueron nuestros primeros encuentros sexuales pertenece a nuestra intimidad, así que no voy a exponerlos... pero lo que sí que quiero recalcar es que, al ser mayor, ya tenía trabajo y vivía solo, así que me puse a salir con 21 años recién cumplidos con él, y antes de cumplir los 22 ya había dejado de vivir con mis padres y vivía en su piso... Carlos aprobó las oposiciones de Policía Local (su padre es también Policía así que algo de enchufe hubo), así que tiene un buen trabajo estable. Es moreno, guapo de cara y tiene un cuerpazo de modelo... de hecho ha trabajado de modelo alguna vez... y esta apuntado a una agencia de modelos. Alguna vez le han llamado... y una vez hizo una sesión de fotos para una marca de calzoncillos (marca que por cierto no se comercializa en España)... así de bueno está Carlos...

De los chicos con los que he estado, a Carlos es al que más le gusta el sexo. Siempre ha tenído la inquietud de que nuestra vida sexual no cayera en la monotonía y siempre me ha empujado a probar cosas nuevas. Con el use por primera vez consoladores, con él empecé a practicar anal hasta que se convirtió en practica natural. Alguna vez lo hicimos en un probador de una tienda de ropa (un Mango para más señas) Pero al no gustarnos el sado a ninguno de los dos, llegó un momento que se nos hizo difícil probar cosas nuevas...

CAPITULO III. NUEVOS PROYECTOS, NUEVOS HORIZONTES

La verdad es que nuestra vida sexual no ha llegado a ser nunca insatisfactoria... sin embargo hablábamos mucho de que podíamos hacer para mejorarla... cuando celebramos nuestro segundo San Valentín (yo estaba cerca de los 23), Carlos ya me dejo caer claro que su fantasía era un trío... y ahora os reproduzco la conversación después de que me confesara lo del trío tal y como yo la recuerdo. Lo escribiré como si fuera una obra de teatro...

Carlos: ¿Cual es tu fantasía sexual?... yo ya te la he dicho... un trío con dos tías...
Amanda: Espero que al menos yo sea una las tías …
C: ¡No te enfades! ¡Qué es sólo una fantasía!
A: No me enfado... tampoco me sorprendo... ¿qué crees que no lo habías dicho antes lo del trío?
C: No, nunca lo habías dicho
A: Miles de veces... pero con la boca pequeña... así como de broma... pero los hombres lo dejáis caer miles de veces consciente o inconscientemente para ver como nos lo tomamos...
C: Que va!
A: Jo que no... pero que no me molesta, ¿eh?
C: Sí te molesta...
A: Pues lo que tu digas...
C: Pero has hecho trampa... no te has mojado... yo te he dicho mi fantasía y tú no
A: ¿Qué quieres que te diga? Yo estoy bien como estoy
C: Seguro que hay cosas que quieres probar...
A: Pues un trío como tú, a ver si crees que soy tonta... pero con dos tíos para mí...
C: ¡Lo ves! Yo no me enfado
A: Y yo tampoco me he enfadado... eso eres tú que dabas por sentado que me iba a enfadar... pero tiene más sentido que yo este en un trío que tú
C: y una mierda!... jajaja
A: Claro... una chica tenemos varios agujeros que tapar... y se pueden tapar a la vez... sin embargo un tío con dos chicas, las deja insatisfechas a las dos... y sólo puede meterla en un sitio a la vez... así que de hacer un trío tiene sentido que sean dos tíos para mí...
C: jajajaja... en un trío con dos chicas, las chicas podéis jugar entre vosotras... así que es mejor para vosotras también... jajajaja
A: Eso es si te gustan las chicas... a mí me gustan los chicos...
C: ¿Y no te ponen un poco las tías? Ni un poquito
A: No. ¿Te ponen a ti los tíos?
C: No... pero es diferente... si a ti te chupa una chica la vagina te da placer... pero si un tío me mete una polla por el culo me da dolor... jajajaja
A: Es diferente pero no por eso... es diferente porque los hombres tenéis muchos prejuicios y nosotras no... yo puedo estar con una chica y no rayarme la cabeza pensando que no soy una mujer... y vosotros os comeríais la cabeza por el resto de los Siglos.
C: Vosotras también os rayaríais...

Fue entonces cuando lo conté lo de Ana y el portal... se quedó flipado... nunca le había contado que habría estado con ella porque la conoce. De hecho Carlos no sabe que perdí la virginidad con su novio, ya que los hombres son muy celosos, y si lo supiera, estaría cavilando el tema cada vez que quedamos con ellos. Durante unos meses estuve convencida de que hice fatal contándole lo de Ana, porque se puso muy pesado preguntando detalles e insinuando que si no seria capaz de montarme un trío con ella y él. “Nando es un amigo y no le haríamos eso” - le contestaba... pero no parecia que a él le afectara mucho, ya que seguía sacando el tema una y otra vez. A al final, el tema cayó en el limbo y dejo de insistir en el tema... Sé que Ana le parecía que estaba buenísima y que para él habría sido el trío perfecto. Y yo de hecho, de hacer un trío, Ana habría sido la persona elegida. Porque tengo confianza con ella y me hace sentir a gusto como pocas personas pueden hacerlo.

Yo creo que Carlos dejo de presionar en el tema del trío con Ana por miedo a que me enfadara de verdad. Lo que no se dio cuenta Carlos es que, al haber tratado tan abiertamente el tema, y tantas veces, al final me lo acabé planteando en serio (aunque no se lo reconocí) y empecé a estudiar de una manera más o menos consciente la expectativa de montar un trío con Ana y Carlos... Una de las veces que sacó el tema (en la época cuando era un tema de a diario) le dije... ¡Vale ya!... ¡Te monto un trío con Ana, y después me debes uno... y me montas un trío con otro chico! (Lo dije así como enfadada)... (para callarle la boca)... ¡Vale!- dijo él... ¡Con Nando que también está muy bueno! (para ver si se acobardaba y se callaba la boca) - ¡Vale, con quien quieras tú!... Después de eso, el tema del trío desapareció... creo que sí funcionó para callarle la boca... Pero también (y eso no se dio cuenta) como para que yo misma me lo planteara en la intimidad y le diera vueltas...

Nuestro sexo era increíble y estaba más que satisfecha, pero sin empezar a caer en rutina, ya había tocado techo... me comía el coño espectacular... le comía la polla hasta incluso correrse en mi boca... me follaba el culo en varias posturas... me follaba el coño en todas las posturas... e incluso me follaba el culo mientras tenia un consolaros en el coño (espectacular)... pero de ahí no se podía progresar si no metías a un tercero en la cama (ya que no nos va ni el sado, ni lluvias doradas, ni dominación, ni esas cosas)... Además, lo del trío era una cosa en las que yo tenia todas las de ganar... si hacíamos un trío Carlos y Ana... yo lo iba a disfrutar como una burra... y si hacia un trío con Carlos y Nando... vamos... el séptimo cielo!!!!

CAPITULO IV. UNA PROPOSICIÓN INDECENTE

Sin darme cuenta, llegué a la convicción que para su cumpleaños le prepararía un trío a Carlos... con Ana. Y que luego le presionaría para que me devolviera un trío con otro chico... aunque no sabía si Nando se prestaría a ello... así que un trío con otro chico... el era Poli y tenía compañeros que no estaban mal...
Ana y yo nos veíamos a menudo. Por lo menos como mínimo una vez al mes comíamos juntas en mi casa. Era la manera de quedar solas para hablar y no gastarnos dinero comiendo por ahí ya que Carlos trabaja . Nosotras sin embargo eramos estudiantes en la Facultad y disponiamos de más tiempo. Además Ana vivía con sus padres y por lo tanto mi casa era el lugar más intimo y tranquilo para poder quedar. Hablábamos de todo un poco, y claro, también hablábamos de sexo de vez en cuando... Es así como descubrí que Nando ya no era el chiquillo que me folló una vez como pudo... ahora había mejorado de lo lindo y era estilo guarro. Ana y yo siempre hemos sido muy abiertas entre nosotras, así que estábamos al día de lo que nos hacían en la cama. Ana me contó que follaban muy a menudo viendo porto e imitando todo lo que hacían en las películas. Hacían anal, disfraces, consoladores... etc... como nosotros pero viendo porno. Yo le contaba también todo lo que hacíamos Carlos y yo. Yo no sé si Ana se daba cuenta, pero a veces me hacia los dientes largos, porque me hubiera gustado que Nando en su día me hubiera follado a lo salvaje como le hacia a ella... Pero ahora visto con perspectiva, supongo que yo también le hacia los dientes largos al contarle mis encuentros con Carlos... porque cuando le conté lo de consolador en el coño y Carlos dentro de mi por el culo puso cara de “joder... que fuerte”... y al cabo de unas semanas, cuando salio otra vez el tema del sexo (que no siempre hablábamos de eso), me soltó así de pronto y como si nada “¿sabes que ya he probado lo del consolador y la polla?”... jajajajaja... me dejó muerta...

Como yo ya había madurado y fantaseado mucho con la idea, un día me propuse a plantear a Ana en secreto lo del trío con Carlos. Yo sabia que ella pensaba que Carlos estaba buenísimo y yo le había contado los polvazos que me mete, así que estaba segura que no se iba a ofender... pero claro... el ponerle los cuernos a Nando le iba a parar... así que pensé proponer que, sin que Nando sepa lo que ha pasado, hacerle un trío a él de premio... Ana se descojonó de la risa cuando se lo dije... “mejor así, que se lo tome a broma” (pensé)... “Tú lo que quieres es follarte otra vez a mi Nando y no sabes como planearlo”... jajajaja....
Me puse roja como un tomate y ella de moría de risa. Le dije como si fuera una broma (pero para dejarlo caer) que “Ese no era mi plan... que mi plan perfecto seria trío pero con Nando y Carlos”... y ella me decía... “¡Toma y yo! ¡Como tonta!”... Ese día hablamos abiertamente de lo de los tríos... como medio en broma... como medio en serio... Me contó que Nando le había planteado también tríos, aunque siempre se escondía detrás de la broma cuando lo decía. Cuando en las pornos salia un trío Nando decía de broma... “oye que ahora toca eso”... y cuando en una peli salían dos chicos con una actriz ella le decía (en broma) “entonces eso es lo que me toca a mí”. Ana ncluso (sin que lo sepa Nando) llegó a plantearse en acudir a un club liberal para conocer gente. Que a ella le daba morbo tríos, pero que también le daría morbo acostarse con un chico y que Nando le viera, o verle a él con otra. Pero que no había pasado de fantasías o especulaciones. Ni si quiera había estado a punto de dar el paso... “Que fuerte” - decía Ana - “Imagina que hubiéramos acudido a un club liberal para buscar una chica para un trío teniéndote a ti aquí”... y yo le decía “No te pases, que yo quiero el trío pero con mi chico!”

Aquel día no pasó nada de nada, sólo hablamos, pero esa misma semana volvimos a quedar en mí casa, y entonces salió el tema automáticamente... ¿Qué tema? Os preguntareis... Pues lo de la noche del portal (que nunca habíamos hablado)... Me dí cuenta de que Ana disfrutó mucho más de lo que yo pensé en su día... Me dijo que le quedó la duda de si hubiera sido capaz de hacer sexo oral conmigo... y yo lo mismo con ella... Ese día, después de estar avocando la noche del portal, acabamos teniendo sexo las dos... pero no un magreo como el de aquella noche... sexo sexo... desnudas... leguas en todas partes y orgasmos increíbles... Los encuentros con Ana se hicieron más habituales. Vamos, le ponía los cuernos a Carlos con mi amiga, pero me seguían gustando los hombres más que nada. Los primeros fueron más tiernos... aprendí a relajarme mientras Ana me hacia sexo oral, y aprendí a comerle el coño a Ana. Es mucho más caliente y húmedo (literal) comer un coño, así que al principio te para... pero se le coge el tranquilo rápido. Y luego fueron más salvajes. En pocas semanas los encuentros pasaron de la timidez y el cariño a sexo por disfrute. Es mucho más estimulante excitar a una mujer que a un hombre... Pasamos de los besos y las caricias a los dedos en el coño y el culo. Y de los dedos pasamos a empezar a compartir mi consolador. Luego empezó a traerse los suyos. Tenía uno para el ano y yo no así que me lo dejaba... Dos meses estuvimos así, y hablábamos de lo a gusto que nos quedábamos después de hacerlo y que sin embargo, a las dos nos gustaban los hombres. De hecho, a Ana le ponía muy caliente mi Carlos. Y a mí su Nando. Así que era cuestión de tiempo el que nos lo montáramos con ellos, porque “con lo buenas que estamos las dos, ellos van a estar encantados”. Así que decidimos dejarnos de historias y organizar el primer trío.

CAPITULO V. EL PRIMER TRIO DEL RESTO DE MI VIDA

Las dos estábamos de acuerdo de que el primer trío que organizaríamos (en secreto) era el de Carlos, Ana y yo. Primero porque si yo no hubiera sacado el tema, jamás habríamos llegado a este punto. Segundo porque era un tema que yo ya había hablado con Carlos, mientras que Nando no sabía nada de nada. Y tercero, porque la Ana tenía unas ganas locas de que Carlos le follara, y me decía que yo ya me había follado a Nando... así que yo podía esperar. Yo le decía que no era justo, que los polvo de Nando fueron cuando eramos chiquillos. Habían sido unos polvos de principiante de mierda, y que ni me corría. Qué ahora Nando era otra persona que follaba a lo actor porno y que no lo había catado. Pero nada, mis argumentos caían en el vacío... en el fondo estaba cantado de que el primero sería Carlos, Ana y yo...
Le propuse que para su cumpleaños, le regalábamos un polvo y Ana me dijo que “Una mierda... para eso falta 7 meses”. Así que como en menos de un mes era nuestro aniversario (Carlos y yo haría tres años que empezamos a salir) dijo que esa era la celebración perfecta para lo de la sorpresa del trío.
- Jamás hemos celebrado el Aniversario- le dije
- Pues lo haces por sorpresa... Cuando llegue a casa le tienes una cena preparada... yo estoy escondida en la habitación de invitados y después de la cena, cuando vayáis al lio, le damos la sorpresa...
La verdad es que el aniversario era la fecha perfecta... faltaban menos de tres semanas. Caía viernes, y el los sábados libra. Ana le contaría a sus padres (y a Nando) que se iba a casa de unas amigas a hacer un grupo de estudio y se quedaba a dormir ahí (es verdad que de vez en cuando lo hacia con las chicas de su carrera). Y a Carlos le pillaría de sorpresa y sin organizar nada porque de verdad que el Aniversario del día que empezamos a salir es una fecha en la que jamás hacíamos nada especial. Así que empezamos a organizarlo.

Lo primero que acordamos es comprar viagra para que Carlos diera la talla con las dos... Esa parte fue más fácil de lo que pensamos en un momento. Porque en teoría había que comprarla con receta medica... “por Internet la venden” le decía a Ana... Pero al día siguiente Ana fue a una farmacia, la pidió... y se la dieron sin más historia... Increíblemente fácil.

Lo segundo, Ana se empeño en que nos vistiéramos como putas para la presentación sorpresa. Así que fuimos a un Sex Shop a mirar ropa erótica. En el primer Sex Shop no nos gustó nada de lo que vimos... en el segundo, compramos disfraces de Policía... nos pareció adecuado, ya que él es Policía... Los disfraces consistían en gorra, gafas, Top azul... el de Ana, tanguita azul y minifalda a juego... el mio con Short ajustados a juego con el top... Nos quedaban geniales... a Ana el escote le resaltaba mucho y la hacia estar cañón, a mi, me hacia un culito para el pecado... “porque le vamos a dar viagra, que si no se nos corre nada más nos vea”

Y llegó el día del Aniversario. Carlos acababa sobre las 6 de la tarde, y Ana se vino a comer a casa para ayudarme a prepararlo todo... comimos pasta para tener suficiente energía... y le dimos de lo lindo al Ron con Cola... Le mandé un Whatsapp a Carlos diciendo “Hoy Aniversario, no tomes nada y vente a casa que he preparado merienda-cena de lujo. A las 18.30 te quiero aquí. No tardes”.
Preparamos unos creepes de chocolate y de miel con almendras (todo muy energético... jeje). A las cinco de la tarde Ana ya había comido sus raciones de creepes para coger energías ya que le tocaba estar escondida, y cuando se acercó la hora nos fuimos al baño a lavarnos a fondo... sobre todo el culo que esa parte es la más delicada en cuanto a higiene... Cuando Carlos llamo al timbre (había dejado la llave puesta por dentro para que no pudiera entrar de repente y sorprendernos), nos dimos un morreo y nos dijimos nuestro grito de guerra inventado para la ocasión (“follaremos como putas”), y yo salí (vestida con ropa normal) a abrir mientras Ana se quedo encerrada en la habitación de invitados.

¡Feliz Aniversario! Le dije... la casa tenia todas las persianas bajadas, luces apagadas y todo el comedor estaba decorado e iluminado con velas. Los creepes preparados en la mesa del comedir junto a un ramo de flores. Yo le dije “¡Tachaaan! ¡Merienda romántica!”... así como muy cursi todo. Carlos flipaba porque no sabía de que iba la cosa y decía “Yo no te he comprado nada”... y yo le dije... “No importa, ya he comprado un regalo para mí... luego te lo doy para que me lo des”... “¿Has bebido?” - Preguntó... “Sí, es mi aniversario “ respondí y me reí. Él estaba encantado, porque a todas luces eso iba acabar en polvazo. Aprovecho toda la merienda para meterme mano, comerme la oreja, y susurrarme alguna guarrada. Mientras tanto, Ana se deslizo a nuestra habitación (que tiene baño). Cuando ya estábamos acabando la merienda-cena, le dije a Carlos...
-Buenos, esto es la cena, pero antes de pasar a lo siguiente te quiero dar el regalo... y le dí una cajita pequeña envuelta...
-¿Este es para mí? - Pregunto Carlos
- ¡No! Este es el regalo que me he hecho yo a mi misma... el tuyo está en la habitación, pero no puedes entrar hasta que yo te diga

Al abrir la cajita descubrió dentro la viagra
- ¿Es viagra? ¿Crees que la necesito? - Preguntó un poco contrariado
- La necesitaras, créeme – pensé para mis adentros, pero decir le dije - Es para probar... siempre me ha dado morbo que me follara un tío incansable... no te preocupes que ya he bebido lo suficiente como para aguantar... y ahora escucha... Mi regalo esta en el dormitorio... es un disfraz sexy... así que esto es lo que vamos a hacer... tú te vas a duchar a fondo en el baño del pasillo, te pones perfume y te pones unicamente los calzoncillos que te he dejado allí. Vas a esperar a que yo me duche bien bien... me maquille de puta madre y me ponga el regalo, osea disfraz sexy... hasta que no este preparada no puedes entrar... te mandaré un Whatsapp para avisar... mientras, tú te duchas y esperas a que la viagra te haga efecto... pero hasta que no te la tomes, no empieza la fiesta.

Desde luego que se la tomo en una milésima de segundo y se fue al baño del pasillo. En el baño le deje unicamente unos calzoncillos limpios para que cuando entrara a la habitación Ana pudiera verle el cuerpazo, pero no estuviera en pelotas. Yo entre en el dormitorio y eché el pestillo por si se le ocurría a Carlos entrar antes de tiempo... Ana estaba conteniendo la risa. Encendimos la ducha como para disimular (estábamos recién duchadas las dos) y nos metimos las dos en el baño del dormitorio. Nos limpiamos bien los coñetes otra vez (las dos recién depiladas... sin ningún pelo púbico). Y nos calzamos los disfraces de poli. Joder que buenas que estábamos. A Carlos le había tocado el gordo. Le hicimos esperar un poco porque nos peinamos bien, y nos maquillamos...
-¿Estas caliente? - Le pregunte
- Ardiendo – Me contesto - ¿y tú?
- No veas...

Quitamos el pestillo para que pudiera entrar, dejamos las luces encendidas para que nadie se perdiera detalle de lo que iba a suceder ahí, y nos pusimos las dos en posición en el rincón más alejado de la puerta del dormitorio. Le envié un Whatsapp diciendo “La jefatura llama con urgencia a que el agente Carlos acuda a la habitación”

Carlos entró en sus calzoncillos, y se quedo con la boca abierta y sonrisa de tonto... ya iba empalmado y se notaba el enorme bulto a través de los calzoncillos... Nosotras estabamos con los disfraces retorciendonos lentamente como si fueramos bailarinas de striptease

-¡Pare ahí agente Carlos! - le dije - ¡Tenemos una queja de sus compañeras de trabajo! -Dije yo – ¡No están lo suficientemente atendidas y no se concentran en sus quehaceres!

Ana, que estaba restregándose la porra del disfraz por entre las piernas dijo...

-Tiene usted mucho trabajo, porque si contamos las bocas, cada una tiene tres agujeros que satisfacer... sabemos que le hemos dotado con una viagra para que pueda culminar su misión con éxito, pero no debe darse prisa y hacer su trabajo... tiene toda la noche para poder terminarlo...
- Pero antes – interrumpí yo – Le haremos una pequeña demostración para que entienda usted a que tipo de misión se enfrenta... (sí, teníamos el texto preparado)

Entonces, Ana y yo empezamos a besarnos en la boca con lengua y a sobarnos el culo y restregar los cuerpos entre nosotras. Carlos no hizo demasiado caso y en vez de mirar se acerco casi al instante...yo estaba besando de pie a Ana y se acerco por detrás mía... y empezó a besarme el cuello mientras tenia la lengua de Ana en mi boca. Aprovechó para restregar su paquete (dentro de los calzoncillos) por mi culo (con los Shorts puestos) y (por supuesto) a sobarme las tetas...Estuvimos así un par de minutos hasta que Ana, al ver que Carlos no se decidía ha interactuar con ella, dejo de meterme la lengua en mi boca, para meterla en la boca de Carlos, que claro esta, se dejó hacer al instante. Ana también deslizó su mano para sobarle el paquete a Carlos, ya que a el lo tenia de frete, y este al final se decidió y se lanzó a por ella. Le abrazo de frente poniendo sus manos en el culo de Ana y empezaron a enrollarse (de pie los tres todavía). Yo para no quedarme fuera, me puse detrás de Carlos y le besaba el cuello, le mordisqueaba la oreja, y le acariciaba los pectorales, y metía la mano por dentro de los calzoncillos. La tenia como una piedra... la viagra funciona de veras. Carlos se venia arriba y dejo de comerle la boca a Ana para deslizar sus labios por su cuello y llegar al escote... empezó a mordisquearle por el canalillo, pero no tardo mucho en arrancarle el Top y dejarle los las tetas al aire. Ana y yo le sobábamos el paquete a modo de paja mientras él le comía los pechos a Ana. Ana de repente dijo, me toca en medio... y ahí acabo. Los tres de pie. Carlos por su espalda le restregaba la polla por su culito (con el tanga y la minifalda aun puesta) Con una mano de Carlos en las tetas de Ana, u otra restragandola por su coño (tanto por fuera como por dentro de del tanga pero sin quitarselo) Ana, en Top Less, pero con la gorra puesta, con una mano en el paquete de Carlos (cuando no le restregaba la polla por el culo), y la otra mano por debajo de mi Short restregándola por mi coño (humedisimo). Y yo, comiéndole las tetas a Ana, dejándome sobar el coño por mi amiga en presencia de mi chico, dejándome sobar por él de vez en cuando... y disfrutando de lo lindo viendo las caras de placer que hacían todos.
De repente Carlos dijo... - Bueno señoritas... ustedes son unas aspirares a agente... dejen que un profesional dirija esta misión... Agente Amanda... usted no va debidamente uniformada... fíjese en su compañera... debe quitarse ese Top inmediatamente.
-No sé como Sargento... - Le dije yo... Y de repente dejo a Ana y me quito el Top en un plis plas y me comió las tetas mordisqueandome los pezones como sólo él sabe hacer... También cogió mi gorra y la lanzo por ahí. Me bajo el Short hasta las rodillas dejándome desnuda... deslizo su mano a mi coño... empezó a acariciarlo y a repartir mis fluidos hacia el ano para humedecerlo. Los dos mirábamos a Ana de reojo que estaba mirando al margen mientras aprovecho para quitarse la gorra y la minifalda y quedarse unicamente con el tanga.
Carlos dijo mientras se quitaba los calzoncillos... - Señoritas, lo primero que tiene que aprender a hacer para ser unas buenas agentes es aprender a limpiar las pistolas... mirar esta - Dijo mientras se sentaba en la cama señalado la polla.
Ana y yo nos arrodillamos y empezamos a meternos la polla en la boca a turnos. Carlos empezó a gemir. Primero me la metí yo en la boca, luego Ana, Luego yo... y luego Ana en lugar de metersela en la boca empezó a chuparle la puntita del capullo con la punta de la lengua... entonces yo empece a chuparle los huevos y a dar lametones a la polla de abajo a arriba. Por su parte Ana empezó a hacer lo mismo... a lamer la polla las dos a la vez... denetiendose de vez en cuando en los testículos o en la punta... yo lo mismo... de vez en cuando nos deteníamos a besarnos entre nosotras... Carlos estaba en la gloria...

-Puto viagra... es lo mejor del mundo – dijo Carlos. Se levanto y me cogió en volandas. Él se acostó en la cama boca arriba, y me sentó en su boca mirando hacia la pared - Ahora hay que atender este coño – Dijo mientras se puso a chupármelo y meterme los dedos tanto por delante como por detrás – Tú no pares - le dijo a Ana, que seguía arrodillada. Yo giraba la cabeza y veía a Ana comerle la polla a Carlos mientras sentía su lengua en mi clítoris y su dedo en mi culo. Más caliente no podia estar la cosa. Ana dejo la polla de Carlos y se acerco a mi espalda a mordisquearme la oreja... y empezó a lamerme la espalda hacia abajo hasta que llego a mi ano... aparto dedo de Carlos y empezó a lamermelo y a estimularmelo metiendo la punta de la lengua. En ese momento sentía las dos lenguas a la vez... una por delante y otra por detrás... - ¡¡¡Parar que me corro!!! - Dije... así que Carlos me quito y me dejó tumbada en la cama boca arriba... Ana aprovecho para comeme un poco el coño y hacerme un dedo... pero Carlos le dijo
– Ahora le toca a usted, aspirante Ana... ¿Qué hace aun con ese tanga puesto?
-No sé quitármelo – Contesto Ana emulando la parida que había dicho yo antes.
- Agente Amanda, ayudele – Dijo riéndose

Y ahí que fui... le quite el tanga y le comí el coño delante de Carlos... el se ponía como una moto y me ponía la polla cerca de la boca para que le diera de vez en cuando algún chupeton
-Yo también quiero probar ese coño – Dijo Carlos (que estaba bastante guarro). Y su lengua remplazo a la mía... de hecho, nos la empezamos a turnar... ahora le comía el coño yo, ahora él. Parábamos de vez en cuando para besarnos Carlos y yo. Me ponía a mil notar el sabor de Ana en la boca de Carlos. También le metíamos dedos por el culo y por la vagina... Ana también gemía lo suyo y dijo al fin...

-Carlos, puedes follarme sin condón, que hay confianza, no me quedaré preñada y estoy limpia de enfermedades – dijo Ana que ya tenia ganas de probar a Carlos dentro de ella.
-A la orden- Contesto Carlos, y así, tumbada ella boca arriba, se la metió y empezó Carlos a dar sacudidas con sus caderas. Como eso estaba muy lubricado no debían sentirla demasiado, porque al poco la agarro, la levanto con la polla dentro (mi Carlos está muy fuerte) y se acostó él debajo y Ana empezó a trotar. Ahora sí la notaban más porque Ana empezó a gemir y a poner caras de placer... Carlos le apretaba fuerte el culo con las manos, y pasó poco tiempo cuando se decidió a meter un dedo por su ano...yo me senté en la boca de Carlos para que me chupara y apague los gemidos de Ana metiendole la lengua en la boca.
Así estuvimos un rato hasta que Ana dijo...
-Cambiamos que me corro
– Me toca... -dije yo
- El perro - dijo Carlos
Así que me puse a cuatro pata y me embistió por detrás (por la vagina)... y, claro está, con un dedo me acariciaba el ano... Ana al principio miro, pero cuando se repuso, se acostó delante mía poniéndome el coño cerca de la boca para que le chupara. Así que así hice... Carlos seguía bombeando pero, aunque me estaba dando gusto, esa postura no es mi preferida así que... como se había pasado la noche metiéndonos el dedo por el culo a Ana y a mí le dije – Follame por el culo ya, que estas toda la noche tanteandolos....
Dicho y hecho, me empezó a follar el culo en la posición del perrete... yo estaba muy puesta así que no me dolía nada... todo lo contrario, estaba en la gloria. Al poco, me cogió (con la polla dentro del culo) y se acostó él boca arriba dejanodome a mi sentada encima de él (la polla dentro de mi culo en todo momento) y mirando al techo... así que ahora era yo movía mis caderas para seguir follando

Carlos no tardo en decir:
-Ana, comerle el coño... - y es que eso era lo que buscaba al poner esa postura... dejarme el coño accesible a Ana... y ahí fue Ana con sus dedos y su lengua.... Mientras Carlos follaba mi culo a lo bestia (yo ya había pedido el control) Ana me comía el coño a lo salvaje... Sin duda lo mejor de la noche... - Me corro, me corro, me corro !!! - grite... y vaya si me corrí... Carlos dijo que él ya se había corrido una vez por lo menos cuando tenía a Ana encima, pero con eso del viagra, se había enganchado otra vez sin haber hecho pausa alguna. Asó qie dijo que ahora le iba a durar mucho la erección, así que segia con Ana... Dije yo...
- ¡No me pidas permiso! ¡Ana ha venido a eso!
-¿Me dejas follarte el culo? - Le pregunto Carlos a Ana
-Luego... ahora el coño...
Carlos se paso una toallita por la polla y Ana le dijo que nos habíamos limpiado el culo a conciencia. Carlos la cogió y le hizo el perro (por el coño)... Luego ella le cabalgo un rato (Carlos abajo, ella arriba) Carlos le pregunto si ya podía darle ya por detrás... Ana, que estaba sentada encima, se levanto lo suficiente para cambiar de agujero y se metió lentamente la polla por el culo... bombearon suavemente hasta que cogieron ritmo... Carlos le daba de bocados a sus pezones (tiene unas tetas espectaculares) y Ana no paraba de decir joder, joder, joder... Yo ya estaba un poco más repuesta pero no como para ponerme a follar... pero si para repartir besos a los dos y algún cupeton a los pezones (a los dos también). Sin sacarle la polla del culo, Carlos se levanto y la acostó boca arriba en la esquina de la cama y él se puso de pie... empezó así a follarle el culo con más rabia y al estar ella boca arriba, el coño de Ana había quedado al descubierto...
- Amanda, devuelvele el favor y comele el coño – dijo Carlos
- Sí, sí! - Dijo Ana en seguila – ¡Me lo debes!

Así que así lo hice... Carlos le daba como si no hubiera un mañana y yo le comia el coño que estaba humedisimo. Ana disfrutaba como una burra pero no se corría... de hecho Carlos se corrió dentro de su culo y tuvimos que acabarla comiéndole el coño a turnos... hasta que logramos que llegara...

-Ha sido genial- decíamos los tres mientras nos metíamos bajo las sabanas para descansar...
- Y mañana no curro!- Decila Carlos
- Ahora me debes un trío con Nando
-Si, sí... lo que quieras – respondía Carlos
- Y a mí también! - Decía Ana
- Sí, a las dos. Pero esto hay que repetirlo...

Nos quedamos dormidos los tres...

CAPITULO VI. A LA MAÑANA SIGUIENTE

Yo estada medio dormida cuando vi que Ana se levantaba... me pareció que fue a la cocina pero no estaba segura porque estaba transpuesta y pensé que iría a desayunar. Al rato, Carlos se levanto y se fue al baño y me quedé con la cama sola para mi sola. Oía la ducha hasta que me di cuenta que estaba mucho rato duchándose (Carlos es rápido en eso) y pensé... “¿Ana esta desayunando o en la ducha con este?”
Así que me levanté y me asome al cuarto de baño...

Efectivamente, estaban los dos desnudos en la ducha. Estaban completamente mojados. Carlos le estaba dando a Ana por detrás (y por el culo otra vez) de pie y la cara de Ana era todo un poema del placer.
-¿Qué? ¿Poniéndome los cuernos? - Bromeé
- Calla y dejámelo para mi sola... - contesto Ana mientras gemía – te dejare una noche entera a Nando para ti sola... pero deja que me tiene ahora el punto mejor cogido que nunca
Y ahora, como si antes estubieran siendo silenciosos como para no molestar mi sueño, se pusieron a gemir. Carlos se la follaba con una cara de rabia que nunca había visto, ya que cuando me lo hace a mí estoy de espaldas, y claro, no le veo la cara. Yo no participe porque creo que Ana queria catarlo para ella sola de verdad. Tampoco sé cuanto tiempo estuvieron antes, ni quien fue de los dos el que lo propuso. Pero la verdad es que me dí cuenta de que no me molestó nada. Me alegre que disfrutaran el uno del otro con total confianza. Al final se corrió Ana antes que Carlos esta vez...
- ¿Como podéis? ¿No os cansáis? - Dije yo
- Son las 10 de la mañana – Dijo Ana
-Debe ser el viagra – Dijo Carlos...
-No te enfades – dijo Ana – que yo ahora me voy a casa y hasta este fin de semana no veo a Nando... y con eso de vivir con mis padres no es tan cómodo follar. Siemrpe estamos en portales y asientos de coche.
- Pues os dejamos la casa alguna noche para que disfrutéis – Respondí yo
- ¿Qué droga tomasteis para aguantar así? - Preguntó Carlos sin venir a cuento
- Joder con el Policía... ¿nos vas a detener o que? ¡Eso es secreto de estado! – respondí yo – ¿Acaso no hemos follado bien?
- Genial – respondió
- Pues no te quejes – Le corté yo
- “Follaremos como putas” - dijo Ana en referencia a nuestro grito de guerra dejando a Carlos a cuadros porque no sabía de que iba la cosa. Las dos nos morimos de risa

Desayunamos los tres juntos. Carlos dijo por lo menos 500 veces que había que reperilo. Y aquí acabo mi primera aventura de mi vida liberal... Estaba claro que íbamos a formar un cuarteto Ana, Nando, Carlos y yo. Carlos sabíamos que no iba a poner problemas, faltaba ver como reaccionaria Nando. Poco a poco os contaré por aquí como íbamos probando cosas nuevas... si es que no me he hecho demasiado pesada y me puntuáis el relato adecuadamente...
Un beso a todos/as y espero vernos por aquí en otra ocasión
 



Relato: EL PRIMER TRIO DEL RESTO DE MI VIDA
Leida: 1249 veces
Tiempo de lectura: 1 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno