webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: EXHIBICIONISMO EN UNA CALA NUDISTA

Relato: EXHIBICIONISMO EN UNA CALA NUDISTA

  Hola, somos la pareja liberal Cris y Javi, y les voy a relatar otra de nuestras experiencias vividas durante un verano en Ibiza. Si quieren saber algo mas de nosotros léanse el relato “en un club de estriptís masculino”, en el apartado de infidelidades. Para los que no nos conozcan decir que tenemos 38 años y que nos encanta el morbo. Además de ser liberales y de haber compartido momentos de sexo con otras parejas y en tríos, también nos encantan las situaciones en las que Cris se exhibe, principalmente ante otros hombres. Por eso somos asíduos en verano de playas y calas nudistas. Buscamos un rinconcito con más o menos algo de intimidad y ahí Cris se exhibe. La mecánica es la siguiente, cuando detectamos a alguien (normalmente chicos, aunque alguna vez también ha sido con una chica o incluso parejas) y Cris consigue captar su atención, entonces ella comienza a ponerse en posturitas sugerentes, como si fuera de forma fortuita. A medida que nos vamos calentando, las posturitas de Cris van subiendo de tono. Y así hasta que quedamos satisfechos. El límite lo marca cada situación o momento.
Pues bien, como dije al principio, estuvimos en Ibiza de vacaciones. Ya habíamos estado en otras ocasiones invitados por unos amigos. Pero esta vez fuimos por nuestra cuenta. Alquilamos un vehículo y por la mañana nos recorríamos el litoral buscando playas o calitas semidesiertas en las que además de estar tranquilos, pudiéramos dar rienda suelta a nuestras fantasías. Así llegamos a una zona que nos habían recomendado. Era ideal, primero por su belleza y segundo porque quedaba algo apartada y había poca gente. Caminamos un ratito hasta encontrar el lugar perfecto; un espacio entre unas rocas a resguardo de las barcas que navegaban y con una especie de piscina natural en la que remojarse.
Colocamos las toallas y nos instalamos. Cris se desnudó por completo, estaba eufórica por el buen día, lo bello del lugar y porque desde que nos habíamos levantado que la notaba caliente. El día prometía. Una vez desnuda y estando de pie comenzó a untarse el cuerpo con protector solar, masajeandose los pechos y dedicandose especial atención al culo y entrepierna. Sabe que verla hacerlo es algo que me pone ya cachondo. Yo estaba tumbado en la toalla observando atentamente a Cris y también mirando por los alrededores, para ver si había gente y qué tipo de gente era. Por lo apartado del lugar estábamos bastante solos, distinguí a otra pareja pero estaban lo bastante lejos como para no vernos con claridad. La otra persona que había por el lugar estaba a unos 20 metros, se trataba de un hombre algo mayor que nosotros, por aquel entonces, rondaría los 40 años (nosotros estábamos en la treintena). Se lo señalé a Cris y lo “fijamos” como objetivo de su exhibicionismo.
Cris es delgada, con poco pecho pero muy firme, se cuida bastante y tiene un trasero precioso. Pelo largo castaño, vientre plano, 1,69 de altura, 53 quilos de peso, piel clarita y para esas vacaciones se había depilado el pubis completamente. Vamos que lucía espectacular totalmente desnudita y untada en crema solar. Estuvimos tomando el sol, refrescandonos, descansando, etc, durante un par de horitas. Nada especial, solo alguna obertura de piernas de Cris dedicada a mi, alguna caricia y besos. Por lo que respeta a nuestra “víctima”, él se había fijado en nosotros pero continuaba a lo suyo, tomando el sol y leyendo.
Me levanté de la toalla y decidí ir a tomar un buen baño pues el calor comenzaba a apretar. Cris me acompañó. De camino al agua ella iba delante, me fijé en su bien formado culo y no pude resistirme de darle un buen y sonoro cachete. Ella sonrió. Primero me metí yo en el agua, estaba buenísima. Animé a Cris para que entrara y vi que ella con la vista me señalaba hacia el otro extremo de las rocas. Nuestro vecino playero también había decidido darse un baño. Como dije antes era un hombre de unos 40 años, de estatura media (1,75), complexión normal, pelo canoso y muy bronceado. Iba totalmente desnudo, y me llamó la atención, al igual que a Cris, dos cosas; la primera es que lucía un miembro totalmente depilado y con una anilla metálica alrededor de los testículos. Y la segunda es que su polla no era muy larga, pero si gruesa y con un capullo gordote que sobresalía. Se dio cuenta que lo mirabamos y nos saludó. Después se lanzó al agua quedando cerca de nosotros. Nos miramos con Cris y le guiñé un ojo. Ella me entendió a la perfección. Comenzaba el juego. Lo primero que hizo Cris fue agacharse y colocarse en cuclillas, separando bien sus piernas, y remojándose con una mano el cuello. En esta postura, desde donde estábamos tanto el hombre como yo, podíamos ver el coñito de Cris abierto y ofrecido. Ella se hacía la remolona, como si le diera pereza meterse en el agua, y yo insistía en que se lanzara. Con este tira y afloja captamos la atención de nuestro amigo y pude ver como se fijaba descaradamente en la entrepierna de Cris. Eso me gustó. Yo seguí insistiendo:
- Venga cariño métete ya en el agua, está deliciosa!!!
Entonces nuestro amigo decidió participar de la conversación: - Hazle caso a tu novio!!!. Se está muy bien en esta zona. Además el calor aprieta ya!!.
Cris se dio la vuelta, si hasta el momento habíamos podido apreciar su coñito, ahora nos mostraba el culo. Y lentamente se dejó caer entrando en el mar. Se acercó brazeando hasta donde estaba yo y me abrazó rodeandome el cuello y pegando su cuerpo contra el mío. Noté sus pezones erectos y el calor de su cuerpo. Y mi polla reaccionó endureciendose. Estuvimos abrazados y dandonos caricias y mimos mientras nuestro amigo estaba nadando cerca. Cris también se entretuvo en pajearme suavemente el miembro por debajo del agua, prolongando mi erección y augmentado mi calentura. Pero sin dejar que me corriera en ningún momento. Decidimos salir del agua en el mismo momento que el hombre. Primero lo hizo él, subiendo por una roca más llana. Cris se acercó al mismo lugar para salir, y cortésmente el hombre le tendió la mano para ayudarla. Era mi turno, pero me daba apuro pues aún lucía una tremenda erección provocada por Cris. Me hice el remolón, pero como vi que tanto Cris como el hombre estaban arriba como esperando, salí del agua por el mismo lugar que ellos. Al ver mi erección Cris sonrió y el hombre me miró pero no dijo nada. Para romper el hielo y la tensión de la situación, nos presentamos. Así supimos que nuestro “vecino” se llamaba Paul, afincado en Ibiza pero de origen Irlandés. Unos minutos de charla intrascendete y volvimos a nuestras toallas tumbándonos. Lo primero fue comentar la jugada, le dije a Cris lo cachondo que me había puesto exhibiendose y después con el refrote dentro del agua. Ella comentó que también se había calentado haciendolo. Y que le había dado morbo que Paul nos observara. Además, el hecho que llevara la polla totalmente afeitada y una anilla alrededor de los huevos seguramente significara que tenía una actitud tambien liberal ante el sexo. Y así con nuestras cábalas y comentarios nos calentamos aún más. Cogí el protector solar y fui untando el cuerpo de Cris, me detuve en sus pechos, tirando suavemente de sus pezones y notando como estos se iban endureciendo. Luego bajé hasta su entrepierna y le masajeé el coño, separando los labios y introduciendo primero un dedo y después dos en su húmedo coño. Volteé la cabeza para ver si nuestro vecino Paul nos estaba mirando, y efectivamente comprobé que así era. Se lo dije a Cris y esta como respuesta flexionó las piernas hacia arriba y las separó, haciendo más evidente aún mis caricias en su entrepierna. Después de un largo sobeteo a su coño, bajé mis dedos hacia su ano. Sé que este tipo de caricias cuando ya está algo cachonda la ponen como una moto. Así que aprovechando el protector solar como lubricante fui jugando con su agujerito acariciandoselo circularmente con mi dedo para luego ir metiendo primero la puntita, y ya cuando estaba más preparada el dedo entero. Ante mis toqueteos Cris deslizó su mano a la entrepierna y comenzó a masturbarse lentamente. Gozando con sus caricias y las mías. Estábamos muy excitados con la situación, y más aún cuando comprové que Paul se había levantado y se colocaba más cerca de nosotros, sin dejar de mirar ni perderse detalle de lo que hacíamos. Se lo comenté a Cris, ella levantó la cabeza y miró hacia donde estaba Paul. Estaba a menos de cinco metros. Se sonrieron mútuamente, y Cris me dijo: -Javi, estoy muy cachonda,¿quieres que juegue con mi culete?.
-Claro que sí preciosa!.- Le contesté. – Y ofrécele un buen espectáculo a Paul, que se ponga tan cachondo que tenga que masturbarse.- Añadí.
Cris se colocó tumbada de lado, con las piernas algo flexionadas. En esta posición Paul podía ver con todo lujo de detalles el coñito y culo de Cris, enteramente ofrecidos. Cris se fue estimulando y jugando con sus dedos el clítoris y el ano. Metiendose algunos dedos tanto en un lugar como en el otro y sacándolos. Era muy excitante verla jugar y tocarse así. En su bolsa playera llevaba aceite corporal, con el que se fue untando a modo de lubricante. Yo me senté a su lado, con las piernas flexionadas a modo que me tapaba mientras iba masturbandome sin perder detalle de la situación. Hubo un momento en el que Cris se estaba metiendo tres dedos por el culete, frotándose como podía con la otra mano el coño. Era súmamente excitante verla, aunque la posición era un tanto incómoda para ella. Ni corta ni perezosa, cogió un cepillo para el pelo de su bolsa playera. Ay mi madre!!!, pensé yo. Esto se pone al rojo vivo!!. Y efectivamente, se lo fue introduciendo por el culo, mientras que ya con total descaro y con la otra mano, se estaba masturbando frenéticamente.
Nuestro amigo Paul se había incorporado sentándose en la toalla y al igual que yo lucía una buena erección. Se estaba masturbando de caras a Cris, mostrándole su gordo pollón totalmente hinchado. Cris levantó la cabeza y se lo quedó mirando fijamente, sin dejar de follarse con el mango del cepillo el culo y sin dejar de masturbarse. Estábamos todos a mil por hora!. Cris cambió de posición y se colocó a cuatro patas encima de la toalla, con la cabeza algo hundida y el culo hacia arriba. Ofreciéndole un primer plano a Paul del cepillo entrando y saliendo de su culito, mientras que con la otra mano podía masturbarse con más facilidad. Yo estaba a punto de estallar, y a juzgar por los gemidos y la cara de Paul, a él también le faltaba poco para correrse. Cris nos animó a corrernos, y claro está, le hice caso. Me incorporé quedandome de rodillas a su lado, y dirigiendo mi polla hacia su cara, ella sacó su lengua y me lamió la punta del capullo. Dejándome llevar totalmente por la situación no pude aguantarme más y me corrí sorprendiendo a Cris salpicándola con mi corrida en la cara. Paul nos indicó que se iba a correr, y levantándose se puso al lado de Cris, apuntandola con su polla estalló en una corrida abundante llenando la espalda de Cris con su lefa. Como era de esperar, Cris, regada por nuestras corridas y cachonda perdida a causa de la situación y de su masturbación anal y vaginal, se corrió en un orgasmo que la dejó tumbada y con las piernas temblandole de placer. Nos quedamos durante unos minutos tumbados y satisfechos uno al lado del otro. Después Paul se levantó, recogió sus cosas y se instaló a nuestro lado. Empezamos una animada charla, en la que nos halagó diciendonos cosas como que éramos una pareja muy caliente, que Cris desprendía mucho morbo y sexualidad, etc. Nos contó que estaba casado pero que también formaban un matrimonio liberal en cuanto a sexo se refiere, con su mujer Laura. Vivían desde hacía unos años en Ibiza, donde tenían varios bares de copas. Nos invitó a quedar una noche para cenar con su mujer y con él, añadiendo que si nosotros queríamos luego podríamos divertirnos entre los cuatro. En fin que hicimos una buena amistad y aceptamos gustosos su invitación. Durante la conversación me fijé en que Paul no quitaba ojo de Cris, repasándola con la mirada una y otra vez, alabando la belleza de su cuerpo y lo excitante que le parecía. Y no sólo eran palabras ya que poco a poco su polla se iba endureciendo de nuevo. La verdad es que los tres nos estábamos poniendo cachondos de nuevo. No recuerdo con qué excusa pero en un momento de la conversación, Cris cogió de la mano a Paul y se la llevó directamente a los pechos. Así este pudo palpar y sobar a Cris, ya que de los pechos su mano fue bajando hasta la entrepierna donde se entretuvo un rato jugueteando con los labios y el clítoris de ella. Pasado un rato, Cris se levantó y nos dijo que iba a refrescarse al agua para limpiarse nuestras corridas del cuerpo y que además se estaba haciendo pis. Al oir esto, Paul se levantó también y nos pidió permiso para acompañar a Cris. Dijo que le excitaría muchísmo verla mear y que luego él mismo la ayudaría a limpiarse, si se lo permitíamos, claro. Cris le contestó que sí, y guiñándome un ojo a mí, me dijo: -Javi, cariño. Si no te importa deja que Paul me acompañe y tú te puedes quedar a guardar las toallas. ¿A guardar las toallas? Pensé yo. Sino había nadie, pero en fin, como la situación me había calentado la dejé hacer.
Yo me quedé esperandoles en las toallas y pasada una media hora volvieron. Lo que ocurrió me lo contó Cris posteriormente. Como os dije antes, Cris tenía ganas de mear, así que acompañada por Paul buscaron un espacio entre unas rocas en el que quedaban a resguardo y en el que no se les veía. Una vez ahí Cris se puso en cuclillas y separó bien las piernas, para falicitarle la visión a Paul. Se separó los labios del coñito con las manos y comenzó a soltar un chorrito de pis. Rápidamente Paul se le acercó y comenzó a sobar el clítoris y coño de Cris, provocándola un gran placer, como me confesó posteriormente. Al mismo tiempo Paul también comenzó a tocar con su otra mano libre los pechos de Cris, acercando su boca y lamiendo los pezones hasta ponérselos bien duros. En poco rato puso a Cris a mil por hora, muy muy cachonda y con ganas de correrse. Cuando ésta terminó la meadita, automáticamente Paul bajó su cabeza hacia el coño y comenzó a lamérselo ávidamente. La lengua de nuestro amigo recorría el coñito de Cris y fue hacia su ano, lamiendoselo y metiendo la punta de la lengua dentro. Cris estaba a punto de correrse, tal y como me contó más tarde, Paul había conseguido en pocos minutos ponerla a tope. Cambiaron de postura y Paul fue el que se colocó en cuclillas, mientras que Cris estaba de pie medio incorporada con las piernas bien abiertas y la cabeza de Paul a la altura de su coñito. Así nuestro amigo le estaba haciendo una buena comida de coño, aprovechando la postura también llegó a introducirle un par de dedos en el culito. Cris se agarró fuertemente al pelo de Paul, apretándole la cabeza contra su pubis y estallando en un orgasmo que la dejó extenuada y con las piernas temblando de placer. Paul se dedicó a limpiarle el coñito de jugos, proporcionándole un placer extra. Una vez algo más recuperada, se incorporaron ambos. Cris se fijó en que Paul lucía una buena erección. Éste le dijo que se había ido tocando mientras le comía el coño, y que prácticamente estaba a punto de correrse también. Que si Cris se lo permitía, se correría nuevamente mirandola y sobándola. Ella se ofreció a terminarle la paja, ya que la comidita de coño había sido sumamente placentera. Paul asintió, y ante su sorpresa Cris se agachó, y agarró con una mano la gorda polla de Paul, colocándosela a la altura de su cara y comenzando a pajearle mientras sacaba la lengua y le daba algún lametazo en el capullo. Como he dicho antes, Paul estaba muy caliente y a punto de correrse, así que no tardó mucho en avisar a Cris que iba a correrse. Esta augmentó la cadencia de su mano hasta que Paul estalló en una buena corrida que salpicó la cara y los pechos de Cris. Después se metieron en el mar donde se refrescaron y limpiaron. Cuando volvieron a las toallas, imagináos como estaba yo!!. Lo primero que me dijo Paul fue: -Javi, tienes una novia deliciosa. Me lo ha hecho pasar genial.
Como os imaginaréis yo estaba excitadísimo y nervioso a la vez. Expectante por saber qué había ocurrido. Directamente se lo pregunté a Cris, y esta viendo mi impaciencia me lo contó por encima, para que me hiciera una idea aproximada. Me puso muy cachondo, y mi polla así lo reflejaba. Viéndolo Cris me comenzó a masturbar, ante la atenta mirada de Paul. No tardé mucho en correrme yo tampoco. Una vez más sosegado, me limpié y estuvimos charlando y tomando el sol hasta que dimos por finalizada la jornada playera. Recogimos todo y nos fuimos hacia el hotel. Nos despedimos de Paul, intercambiando teléfonos y quedando con él para cenar con su mujer y pasar una agradable noche, aunque lo que ocurrió prometo contarlo en otra ocasión.

 



Relato: EXHIBICIONISMO EN UNA CALA NUDISTA
Leida: 572 veces
Tiempo de lectura: 5 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno