webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Entrevista a los relatos de Lydia

Relato: Entrevista a los relatos de Lydia

  

"Atrapada en el concierto", de Lydia, el primer relato en
alcanzar las 100.000 lecturas.
 



[ds1] Enhorabuena a Lydia y a Todo Relatos. No creo que
nadie, incluida la autora, entienda el fenómeno que ha convertido a "Atrapada en
el concierto" en un relato casi de culto, con fervientes admiradores y
detractores. 


Recuerdo que la primera vez que lo lei no me gustó demasiado.
Releído más adelante y ahora recientemente, pienso que es un buen relato
(incluso muy bueno), pero no me parece ni el mejor de TR ni, para mi, el mejor
de Lydia. 


A veces parece que Lydia no haya escrito nada más. En
realidad tiene un total de 19 relatos, casi todos de una gran calidad para mi
gusto. 


Aprovechando esta ocasión que creo que tanto quienes gustan
del relato en particular y del estilo de Lydia en general, como aquellos a
quienes les desagrada estarán de acuerdo en que es significativa, se me ocurrió
invitar a cuatro autores para que entre todos "entrevistaramos" otros relatos de
Lydia. 


Los entrevistadores invitados que muy amablemente han
aceptado participar son: Carletto, Horny, Soletina y Trazada30... mucho talento
junto.  


Para empezar, aunque vamos a dejarlo de lado enseguida, no
puede faltar la opinión de Lydia sobre el fenómeno de "Atrapada en el concierto"
y la sensación que le produce que haya llegado a esas 100.000 lecturas. 



[Lydia]  Cuando Dani me invitó a celebrar las 100000
lecturas de "Atrapada" con una entrevista a cinco bandas me sentí muy halagada,
no solo por la celebración de ese relato sino sobretodo porque los comentarios a
mis "otros relatos" venían de cuatro de los grandes, que lo son de pro y a los
que admiro profundamente. Ha sido todo un honor. Gracias a Dani , a Carletto, a
Horny, a Soletina y a Trazada.


"Atrapada en el concierto" es sin duda mi referente y mi
tarjeta de presentación, incluso sin ser mi relato favorito ni ser claramente mi
mejor historia, ha significado tanto para mi que ese propio éxito aún me tiene
"en una nube" y me resulta casi imposible de creer que tanta gente lo lea,
disfrute con él y lo viva como suyo hasta haber alcanzado esa cifra de 100.000
visitas… Al mismo tiempo me hace estar temerosa de escribir nuevas cosas, como
el no estar a la altura y no gustar tanto o causar tantas sensaciones como ha
hecho ese relato, algo que me tiene realmente "Atrapada".



[ds1] Esa puede ser una sensación que también tienen
muchos lectores. Como decía al principio, a veces parece que Lydia no haya
escrito nada más. Para darnos ocasión a conocer algo más de su obra, cada uno de
los entrevistadores invitados ha elegido, por distintos motivos, otro de los
relatos de Lydia.


El primero es el destacado por Carletto: "Compartiendo
habitación". Este es un relato en el que los personajes de Lydia se alejan de
los que ella misma confiesa que le gusta usar, para presentarlos creibles dentro
de una situación morbosa.



 


[Carletto] Sin comerlo ni beberlo, ds1 ( o sea : Dani el
Preguntón, Cotillo Mayor del Reino ) me ha metido en un berenjenal de cuidado.
Ahí es nada : comentar una de las obras de la autora de TR que es dueña , señora
y portadora de la antorcha que ilumina estos Juegos Florales ininterrumpidos ( y
muy subidos de tono ) que es Todorelatos. A Lydia la atraparon en el concierto,
y ella atrapó a miles y miles de lectores en su tela de araña tejida con hilos
de semen y flujos íntimos.  


Quiero ser sincero con todos vosotros. Cuando ds1 me pidió
que hiciese este comentario, estuve en un tris de decirle que no. Porque, un
servidor, se defiende como gato panza arriba intentando escribir sus propios
relatos, a su aire y como las Musas le dan a entender; pero , ( y digo "pero",
señor trazada) , otra cosa muy distinta es hablar de la "producción" ajena. 


Me confieso un total iletrado en cuanto a signos de
puntuación. Las preposiciones, los artículos y demás utensilios de escribir, los
voy dejando por mis relatos como Pulgarcito con sus migas de pan. Me gustaría
saber dosificarlos en su justa medida, sin escatimarlos y sin derrocharlos. Mis
amigos me lo echan en cara, pontificándome encaramados en lo alto de sus
polvorientos títulos y licenciaturas. Sin embargo , yo agacho las orejas
humildemente y sigo en mis trece : ¡ bastante tengo con no meter la gamba con
las "b", las "h" y alguna que otra cosa de esas que se inventa la Real Academia
para que tropecemos los que no pasamos de la E.G.B.!  


Con todo esto, dejo dicho que no me considero la persona más
adecuada para dar consejos sobre semántica, ortografía y otras lindezas
semejantes.  


Así que pasaré de puntillas sobre esos temas tan áridos, y me
centraré en las sensaciones erótico-festivas que despertó en mí la inefable
Lydia, con su relato enmarcado en lo más crudo del crudo invierno.


*** 



 El relato de Lydia, publicado en Diciembre de 2003, está encuadrado en la
categoría de "Hetero General". Podría, perfectamente, estar incluido como
"Tríos", aunque eso no le quita ni le pone nada al relato en sí. Hasta la fecha
, ha tenido 10.772 lecturas, con una nota media de 8,26 ( conseguida tras 39
valoraciones ), y tres comentarios.  


La elección, por mi parte, de este relato concreto, se debe –
quizás – a que lo ví más natural, más creible , que otros escritos de la misma
autora.


Al comenzar a leerlo , tuve la sensación de estar "viendo" (
salvando las distancias ) un docudrama emitido por la T.V. Los tres viajantes,
el frío intenso, la necesidad de compartir habitación y cama… 


Lydia nos va relatando la historia partiendo de un punto
"cero" de erotismo, para ir dejando paso a una sensualidad creciente que embarga
a l@s lector@s, hasta conseguir la completa excitación.


El relato, pese a ser predecible, tiene ese punto de
rijosidad que hace que no te importe que te cuenten lo que ya supones. Ella (
Lydia ) dispone de muchas armas y las usa a discreción, bombardeando nuestras
mentes y nuestros sexos con detalles precisos y libidinosos. Expone a la
protagonista a los excesos eróticos de sus compañeros, cambiado sutilmente el
papel de la fémina pasiva hasta hacerla dueña y señora ( que maneja las riendas
de la calentura de sus compañeros ) a su antojo. La autora describe
minuciosamente cada detalle sexual, sin llegar a extremos funambulescos. Las
cópulas, las fellatios, los tocamientos, son totalmente creibles.  


Quizás podría haberle sacado más punta al hecho de que eran
TRES en la cama. Por lógica ( en un caso así ) tienen que tocarse a la fuerza (
aunque no queriendo ) todos los que comparten el lecho. Lydia podía haber
utilizado este recurso para dejar caer algunos toques de humor ( los chicos se
tocan entre sí y les entra un repelús ), o simplemente aprovechan la ocasión
para meterle más morbo a la cosa. Tal y como está escrito , parece que aguardan
su turno ante una puerta : " Pase usted primero" "¡ No, no , usted!". "¡
Faltaría más : métala usted!"…


Un poco de pimienta en las comidas, no hace daño a nadie.  


Cada maestrillo tiene su librillo.  



[Lydia] Como siempre Carletto haces poesía de cuatro
palabras, algo realmente difícil y me ha encantado esa de "ella atrapó a miles y
miles de lectores en su tela de araña tejida con hilos de semen y flujos
íntimos".


Como bien dices, "Compartiendo habitación" es uno de los
relatos más "naturales" y si bien me quedé corta con esa situación de tres
compartiendo lecho, si que quise darle un tono cómico, pero el grado de
excitación a medida que lo escribía no me lo permitió como hubiera deseado, al
final me centré en una historia pura y dura, siendo en lo posible del todo
creíble. La inspiración viene de dos compañeros y de un día de mucho, mucho
frío. Lo demás lo dejo a la imaginación de cada uno.



[Horny] Por los comentarios que hace tanto Carletto como
Lydia dan ganas de leer este relato, no solo porque un trío entre dos hombres y
una mujer resulta sumamente excitante sino porque para Lydia "es un relato
natural, puro y duro que deja mucho a la imaginación". Esas solas palabras
bastan para que uno corra a devorarlo.



[ds1] Si Carletto se ha decidido en su elección por el
relato que le parece más creible, Horny se lanza directamente a su relato
favorito. "Mi viaje a Chile", el cual tiene en el momento de iniciar la
entrevista 8.437 lecturas, una valoración de 8.24 en 33 valoraciones y 3
comentarios. 


Un relato que no había leído anteriormente. No me ha parecido
de los más atractivos de Lydia, pero sin duda la carga erótica que le da y la
sensación de que la autora "vive" el relato, sin duda atraerá a quienes
disfruten especialmente de estas situaciones exhibicionistas.



[Horny] Mi relato favorito de Lydia, se llama "Mi viaje a
Chile" 


En este relato esta estupenda escritora nos lleva de la mano,
haciéndonos sentir todo lo que siente la protagonista, es supremamente realista
y descriptivo, logra meterte de lleno en la historia, atrapa y excita con frases
como "...el agua se colaba dentro de mi boca, parecía estar tragándome todo el
semen que mi novio debía estar soltando en ese momento...".  


Desde el inicio es pura dinamita, el sexo telefónico con su
novio Roberto no


tiene desperdicio, la sesión de autosatisfacción posterior,
la aventura con el


desconocido fotógrafo voyerista, su salida con el, la sesión
fotográfica (que me


puso como una moto...) y el delicioso desenlace. 


Los diálogos encienden mucho, es un relato sencillo y a la
vez muy bien


trabajado, como para una segunda parte. 



[Lydia] Cuanto me alegro Horny, que hayas elegido ese
relato, pues "Mi viaje a Chile" , otro de los olvidados para muchos, fue para mi
una incursión en el vouyerismo y el exhibicionismo. Todos queremos negarlo, pero
al final estamos irremediablemente inmersos en esos dos mundos, ya que nos gusta
exhibirnos, en mayor o menor medida y sobretodo nos gusta mirar, pues el sexo de
otros nos atrae. Me alegro también que te haya gustado tanto, tanto como yo al
escribirlo. Ese relato me resultó más fácil de escribir, que otros, quizás
porque estuve muy informada y animada en todo momento por un gran amigo chileno,
pero curiosamente, yo nunca estuve en Chile.



[Horny] Pues yo me alegro que te alegre Lydia jejeje,
algo dentro de mi me decía que ese relato es especial para ti. Mencionas dos
aspectos muy importantes a la hora de escribir que son, a mi parecer, estar
informada y animada eso hace pensar al lector que lo viviste realmente (a mi me
dio esa impresión). El informarse aporta ese algo más que adorna un relato con
mucho mas que simple sexo y animarse hace que tanto lector como escritor se
identifiquen con la historia, la sientan propia y con vida.


 



[ds1] Soletina confiesa que le es difícil explicar el
motivo de su elección de "Una partida de parchís". Sin embargo su curiosidad
sobre el relato es grande y nos va a llevar a entender muy a fondo las
motivaciones y sensaciones de Lydia sobre el mismo. El relato tiene actualmente
23.069 lecturas, una puntuación de 8.30, 88 valoraciones y 10 comentarios. 


Curiosamente, o no tanto, es un relato que también habían
considerado, según me comentaron, otros dos de los entrevistadores invitados. Es
el primer relato publicado por Lydia donde, además de uno de esos argumentos
quasi-imposibles (aunque seguro que la mayoría los hemos imaginado) introduce el
tipo de personaje-10 que tampoco es muy habitual pero, como dice la propia
autora "puestos a soñar ¿por qué no?".


Partiendo de este planteamiento un tanto tópico, el relato en
cambio se desarrolla con un muy buen control del ritmo de la historia, que
atrapa al lector en una lectura excitante que mantiene su atención.



[Soletina] En tu relato "Una partida de parchís" destaca,
o al menos a mi me lo parece, el modo excelente en que manejas los tiempos. Hay
un crescendo en él muy notable, una tensión sexual contenida que administras
magistralmente. La pregunta es evidente:  


¿Cuándo te decides a escribirlo eres consciente de ello?
¿Administras esa tensión o sencillamente surge así? 



[Lydia]  Soletina, con "Una partida de parchís" has
elegido mi primer relato, con el que supongo habré cometido muchos fallos, pues
era mi primera experiencia en el mundillo de los relatos eróticos. En cuanto a
tu pregunta, en todos los relatos me gusta plantear ese "in-crescendo", es
totalmente intencionado, aunque muchas veces lo hago inconscientemente. Primero
empecé a escribir para mi propio placer, pero cuando lo trasladé hacia los demás
mi placer se multiplicó, de ahí que siempre que puedo, guardo ese ritmo.



[Soletina] Y, sin embargo, en un relato como este, que
parece muy elaborado en cuanto a la estructura, podemos observar un aparente
descuido en la forma que me lleva a plantear una pregunta similar a la anterior:


¿Responde a la inercia de escribir siguiendo una idea sin
detenerse, o trata de simular el modo en que se expresaría la narradora o,
sencillamente, las formas no te interesan?



[Lydia] Al principio empiezo a escribir por puro instinto
y a toda velocidad. Despues ya voy adornándolo. Siempre que puedo, procuro
cuidar las formas al máximo. Si bien ese relato, como te decía, fue el primero
que escribí, dejó mucho que desear en muchos aspectos, pero gracias a
comentarios y críticas de la gente que lo leyó, me animó a seguir escribiendo
nuevas historias e ir haciéndolas mejor cada vez. Por eso valoro tanto los
comentarios de los lectores, sin cambiar mi estilo, me auto-corrijo en cada
relato, es muy importante para mi.



[Soletina] Me llama también la atención el hecho de que
todos los protagonistas, estén estupendamente dotados. Desde luego no alcanzan
las "míticas cualidades" que podemos encontrar en algunos otros, pero es cierto
que todos ellos están bien conformados, son atractivos, gozan de unos atributos
superiores a la media… 


¿Puedes concebirlo protagonizado por "gente corriente"? 



[Lydia]  Soy la primera en caer en los tópicos más
utópicos: chicos guapos, musculosos, bien dotados, pero puestos a soñar ¿por qué
no?, ¿quién dijo que el tamaño no importa?, jeje… Es como la película Oficial y
Caballero, demasiado bonita para ser verdad, según dicen, pero yo espero que
algún día un Richard Gere me recoja en brazos y me lleve con él… soñar es
gratis.



[Soletina] Me gusta esa especie de romanticismo
implícito, ese no querer detenerse en el mero acto, que tan bien describes y con
tanta maestría modulas, para atisbar un poco más profundamente en las
sensaciones de los personajes esbozando en unas pinceladas sus impresiones


¿Te has planteado reequilibrar las dosis de ambos a favor de
la reflexión? ¿Piensas en escribir textos en los que el sexo sea un aspecto
secundario?



[Lydia] Reconozco que mis relatos se inclinan más al lado
pornográfico que al erótico-romántico, aunque tenga sus dosis, como dices. Nunca
me he planteado ver mis relatos desde la reflexión, ni la mía ni la de mis
personajes, pero es para pensárselo, desde luego. Lo de hacer textos donde el
sexo no sea lo prioritario, lo he intentado alguna vez, pero me ha salido fatal.
Francamente, no me ha gustado como ha quedado.



[Soletina] Al final de tu relato, que termina, con una
amistad que se disipa, cómo tantas veces sucede, mencionas que aquella
experiencia prolongada, puesto que son varios los meses durante los cuales
parece ir repitiéndose el juego, "…sirvió para conocernos mejor incluso a
nosotros mismos." Y a mí me deja en los labios una pregunta de esas abruptas (tu
sabrás perdonarme) que no quiero resistirme a hacerte: 


¿Por qué? O, más bien ¿Cómo? 



[Lydia] El juego es algo que nos lleva a volver a ser
niños y a comportarnos como ellos. Jugando nos atrevemos a hacer cosas que de
otro modo no haríamos ni locos, así descubrimos las distintas facetas de las
otras personas y las tuyas propias ¿no?.



[Soletina] Y ahora quiero pasar a hacerte algunas
preguntas personales. Ya se que probablemente pierdo la ocasión de oírte
comentar tu obra con mayor profundidad, pero me interesa la autora mucho más. 


Los sentimientos de la protagonista, ese "oculto deseo" que
se materializa con tan brillantes resultados, se encuentran magistralmente
descritos, con una naturalidad que solo puede ser íntima. Ya se que preguntar a
los autores por lo que puede haber de autobiográfico en una narración es poco
original, pero:


 


¿Es esa idea de tomar a otro frente al tuyo una de tus
fantasías? 



[Lydia] Siempre digo que sin serlo, mis relatos son
reales, o basados en una realidad propia aderezada con una fantasía desbordante,
pero muy cercana a la realidad. Con esto quiero decir que siempre hay algo de
realidad y algo de ficción en mis relatos, la frontera la dejo en duda para que
cada uno siga soñando el relato a su libre imaginación.



[Horny] Lydia, ese "in-crescendo" que mencionas cumple
bien su intencionada función, son suaves al inicio pero no al punto de aburrir
al lector, al contrario, lo hacen querer saber mas y mas cada vez hasta llegar
al punto culminante. Ya tuve la deliciosa experiencia de leer el relato elegido
por Soletina, "Una partida de parchís" y ya que se trae a colación vuelo a
leerlo de nuevo porque lo bueno se repite. Y con respecto a los tópicos, es un
pecadito que todos cometemos, que en el fondo nos gusta y a Lydia se le perdona
eso y más.



[Lydia] Gracias guapetona.



[Soletina] En la respuesta a la primera pregunta,
mencionas que empezaste a escribir para tu propio placer. Me muero si no te pido
que seas más explícita. Bueno, quiero decir que a mi me excita mucho escribir
relatos eróticos, o pornográficos, cómo prefiero decir, y he constatado que eso
sucede a otras autoras con quienes hablo.


¿Realmente experimentas, cómo yo, lo que podríamos definir
como una "experiencia fisiológica" cuando escribes?



[Lydia] ¿Que si experimento dices? Si alguien no ha
probado lo de escribir relatos eróticos, le recomiendo hacerlo, pues supone un
placer muchísimo más intenso que leerlos, desde luego. En mi experiencia
personal, mientras escribo la humedad y la temperatura se acrecientan por
momentos. He tenido que dejarlos a mitad de la escritura y salir corriendo a
"aliviarme" de tanta tensión acumulada, no te digo más...


Y ya, a vueltas con el asunto del "tamaño", y a riesgo de
resultar repetitiva ¿Experimentas esta bendita veneración fálica que a tantas
nos atormenta?



[Lydia] Personalmente pienso que el tamaño importa y
mucho. No quiero decir que lo haga mejor una grande que una pequeña, pero a los
ojos te llena, las cosas como son... Es como compararlo con la comida... primero
entra por los ojos, luego por otro lado.... Ande o no ande... caballo grande
(tampoco gigante).


Tampoco las colecciono, pero sí, soy una adoradora de los
miembros viriles, pollas, vergas, falos o como quieras llamarlo, me encanta
admirarlas y sentirlas... No entiendo como en fotos eróticas no se muestran
explícitamente. El cuerpo masculino es todo ¿no?, a las mujeres se las enseña
enteritas, ¿por que no a ellos?



[ds1] El último relato destacado es el que selecciona
trazada30.Simplemente porque es el último publicado por Lydia hasta ahora: "Bien
acompañada en la sauna".


Trazada30 disecciona a fondo detalles del relato. Si Soletina
abundaba en las formas generales y en las motivaciones de la autora, trazada30
resalta muchos detalles de la escritura y el argumento del relato.


Confieso que no recordaba el relato y lo releí justo después
de recibir el comentario de trazada30... recomiendo a los lectores que no
conozcan el relato que abandonen la lectura de la entrevista ahora, vayan a
leerlo y regresen luego a seguir leyendo los comentarios sobre los detalles del
relato. Yo personalmente al leerlo con los comentarios en mente no he sido capaz
de disfrutar de la lectura sino que me he encontrado buscando encontrar esos
detalles que probablemente ayuden a la autora a mejorar, pero rompen el ritmo a
un lector que entre en el relato provisto de una feliz ignorancia sobre los
mismos.



[trazada30] El relato de Lydia que escogí para comentar
es "Bien acompañada en la sauna", el último que ha escrito y el motivo por el
que lo he elegido es precisamente que sea el último que ha escrito, no hay
otro. 


Es relato bien valorado -8,09 tras cuarenta y tres
calificaciones- y ha merecido comentarios muy favorables –solo un comentarista
de nueve (no cuento a la propia Lydia por razones obvias) le pone reparos-. 


Vaya por delante que soy exigente como crítico. Pienso que
los aplausos son muy halagadores para quien los recibe, pero perjudican: Si uno
solo recibe plácemes corre el riesgo de anquilosarse, de no esforzarse por
progresar. El relato que comento tiene aciertos…y fallos clamorosos sencillos de
remediar. El texto está descuidado. Pondré algunos ejemplos en prueba de lo
dicho. No seré exhaustivo –ello convertiría este comentario en un peñazo- pero
apuntaré botones de muestra. En el segundo párrafo del relato se dice que la
protagonista pasa una semana de duras sesiones en el gimnasio. En el tercer
párrafo esa semana se ha convertido, por arte de encantamiento, en tres semanas.
Al final del quinto párrafo la protagonista decide meterse desnuda en la sauna.
El sexto párrafo comienza diciendo: "Así que sin pensarlo dos veces, volví a
mirarme al espejo y decidí despojarme de la última prenda". Cualquier lector
avisado deducirá que se lo ha pensado dos veces. 


Cierto que cada persona siente de un modo. He tomado saunas y
nunca diría que se caracterizan por tener "ese calorcito tan agradable" que
encuentra en ellas Lydia –normalmente la bancada baja está a 90 grados
centígrados de temperatura, la media a 100 y la alta a 110-. Con ese bochorno es
difícil "percibir el calor de su boca", tener un "escalofrío"-mucho mejor un
respingo ¿no?- o apreciar "cuatro chorros que noté calientes en mi interior".
Sí, ya sé, habrá quien opine que no hay que buscarle tres pies al gato, pero hay
que buscárselos si se quiere impulsar a un escritor o escritora para que mejore.
Son fallos muy sencillos de corregir. También resultaría fácil sustituir ese
"pequeño alarido de satisfacción", - unión de palabras que se dan mutuamente de
bofetadas- por "un ronroneo de satisfacción" o término similar. 


Pasemos a otro tema. Los primeros párrafos de los relatos –y
éste no constituye una excepción- suelen ser muy flojos. El escritor todavía
está calentando motores. No se ha soltado la mano. Escribe mecánicamente
mientras piensa que va a decir a continuación. El truco que recomiendo es el que
me enseñó hace años un colega experimentado. Cuando se termina un relato hay que
eliminar el primer párrafo.  


Bastaría decir aquí: "Las últimas fiestas había comido
demasiado y" –siguiendo con el final de la primera línea del segundo párrafo
-"lo pagué en el gimnasio…". Se ha quitado paja, porque paja era ese primer
párrafo, como paja es ese principio del segundo: "Total, al final, como siempre
en estos casos". ¿Qué aporta esa frase a la narración? Nada. En ese segundo
párrafo, tercera línea, hay otro fallo. Ese "estaban haciendo en mí, más que una
ayuda, casi una tortura" sería mucho más correcto si dijera: "estaban siendo
para mí, más que una ayuda, casi una tortura".  


El consejo de eliminar paja, tachando palabras innecesarias
que nada aportan, es uno de los mejores que puedo ofrecer. Al escribir se buscan
muletillas, se utilizan apoyaturas, muchos "peros" "claros" y palabras similares
que, cumplido su cometido –ayudar a que el relato llegue a buen puerto- deben
quitarse. No hacerlo es como estrenar un traje y seguir llevando los hilvanes
utilizados para facilitar su costura. Incluso en la frase del párrafo anterior
"estaban siendo para mí más que una ayuda, casi una tortura" ¿a que viene el
"para mí"? ¡Si no hay nadie más! Sobra. E incluso se puede prescindir del "casi"
y de los artículos indeterminados "una" .Si la oración queda: "estaban siendo,
más que ayuda, tortura", se gana en agilidad narrativa. Y es bien fácil hacerlo.
Solo requiere apercibirse de que se ha de hacer. Y eso no lo enseñan los
aplausos, sino las críticas. 


Es curioso. El estilo literario mejora al entrar en la sauna.
Hasta ese momento las frases son largas y premiosas y faltan muchos puntos que
se han sustituido incorrectamente por comas. A raíz de la entrada en sauna, se
emplean más los puntos, aunque hay algún párrafo flojo. Ahí está ese que empieza
con "Sin duda que el chico hizo bien su trabajo…" En seis líneas no hay ningún
punto cuando no hubieran molestado cuatro o cinco. 


El argumento tiene fuerza y las situaciones eróticas están
magníficamente resueltas. También el ritmo es apropiado. Es una buena historia.
Lydia sabe fabular, aunque tenga mucho trabajo por delante en este oficio de
escribir. Le falta recorrer mucho camino. Todo está en que le interese hacerlo.
Comprendo que, hilvanando palabras como lo hace, guste a la inmensa mayoría y
que uno de sus relatos sea el rey de TR. 


Tiene el don del erotismo. Sabe como conjugar la historia. Lo
que le falta es escribirla bien. Si lo consiguiera –y creo que puede hacerlo si
se esfuerza en ello- sería una fuera de serie que agradaría tanto a los lectores
de una sola mano, que son la inmensa mayoría, como a quienes gustamos de leer
buenos relatos tanto de fondo como de forma. 


En definitiva, mi comentario es favorable a Lydia y a su
relato, pero no entusiástico. Está un poquito verde en cuanto a la escritura.
Como autor, la envidio por su facilidad para plantear situaciones eróticas, pero
no por su forma de narrarlas. Espero poder reconocer, en un futuro muy próximo,
que la forma de los relatos de Lydia está a la altura de su fondo. Y si este
comentario ha colaborado en algo para que eso ocurra, me sentiré tremendamente
orgulloso. 



[Lydia]  Trazada, sabes cuanto aprecio tus opiniones y
tus acertados comentarios, pero aun dándote la razón que las críticas son (al
menos en mi caso) más beneficiosas que perjudiciales, no estoy de acuerdo
contigo con lo de los aplausos, eso también anima, no te creas… pero siéntete
orgulloso pues si no mejoro en la medida que dices, al menos si que lo intento
con todas mis fuerzas.


Creo que en el fondo tienes una carrera frustrada de profesor
de lengua, jeje, pero una vez más tengo que darte la razón, soy un desastre con
la "gramática parda", me sobran comas, tengo párrafos incorrectos, mi escritura
deja bastante que desear en muchas ocasiones, estoy verde en definitiva y como
muy bien dices me queda mucho por aprender. Decirte que tus apuntes me ayudan y
mucho, por eso que agradezco que seas uno de mis comentaristas particulares, que
lo hacen con total sinceridad y porque además sé que lo haces con muy buenas y
sanas intenciones. No sé muy bien por qué elegiste ese relato de "Bien
acompañada en la sauna", desde luego no es de mis mejores historias, quizás por
ser la última debería estar mejor escrita ¿no?, pero he vuelto a cometer los
mismos fallos de siempre. Soy impulsiva, lo que me hace ser menos cuidadosa, mi
narrativa es repetitiva, las descripciones son en muchas ocasiones
incongruentes, me falta orden, disciplina y riqueza lingüística y narrativa,
pero en mi defensa diré que es la pura pasión la que me lleva a cometer esos
fallos, claro que no es disculpa y haré caso a tus grandes y precisos consejos.



[Horny] ¿Qué mejor que escribir con pasión? Eso a veces
nos lleva a cometer pequeños fallos como los que mencionan mas arriba pero
personalmente no me parece taaan importante como la pasión, la excitación, ese
deseo irrefrenable e impulsivo de que nuestros dedos bailen sobre el teclado.
Las críticas, bienvenidas, sirven para mejorar y mas aún del modo que lo hace
Trazada, con elegancia, con respeto y lo mejor de todo: con ejemplos, sin
limitarse a un simple: no me gustó o como hacen muchos con insultos para quien
ha intentado compartir un pedacito de si mismo con los lectores. Todo extremo es
malo, muchos halagos o críticas destructivas. El equilibrio: el comentario
oportuno y mesurado de un buen amigo o de un lector interesado.



[Lydia] Totalmente de acuerdo contigo Horny, siempre que
sea con elegancia, buen gusto y sobretodo con cariño, las críticas son bien
recibidas. Y como dice Trazada con acierto: Si algo nos hace mejorar, es la
crítica constructiva, no los piropos.



[ds1] trazada también tiene curiosidad por saber si vas a
seguir escribiendo. Este último relato tuyo publicado es de Noviembre de 2004 (y
todos esperamos ver alguno nuevo pronto). 



[Horny] Si Lydia, seguro que muchos esperamos mas relatos
tuyos, no seas malita y saca esos excitantes panecillos del horno, aunque ante
todo no permitas que tus relatos consagrados te limiten para los que vendrán.



[Lydia] Sigo escribiendo, lo procuro hacer cada día,
aunque sean unos pocos minutos, pero a veces no puedo avanzar a la velocidad e
intensidad que quisiera, además cómo dije antes, la gran responsabilidad que me
ha llevado "Atrapada" no me permite la libertad que yo misma quisiera. Tengo
varios a medio hornear. Puedo adelantaros que en breves días enviaré a TR mi
último relato que tengo prácticamente terminado. Me costó lo suyo al principio,
créedme, pero al final, con los ánimos y ayudas, siempre tan amables y cariñosas
que me han llegado desde Argentina, me ha resultado mucho más fácil. El título
es "Tango", espero que os guste…



[ds1] Aparte de los que han seleccionado los cuatro
autores, ¿qué relato propio te gustaría mencionar y por qué motivo?



[Lydia] Yo salvaría a todos mis "hijitos" de la quema,
pero claro mi opinión no sería objetiva en este caso, pero de todos ellos
elegiría a "Algo más que un beso", por varias razones, quizás no es mi mejor
relato, quizás no es el que mejor está escrito, quizás no es el más excitante,
pero es uno de los primeros relatos que escribí, por eso le tengo tanto cariño y
además por ser una de las historias más reales y más intensas que tengo.



[Horny] Muy interesante conocer de los propios labios de
Lydia cual es su relato favorito y lo que ella piensa de él. Son suficientes
motivos para leerlo.



[ds1] El relato que tu destacas como más especial para
ti, ha pasado bastante desapercibido para los lectores pero es un relato morboso
y directo que debería resultar excitante para una gran parte de los lectores de
TR. Tal vez algunos lo descubran ahora, como me ha pasado a mi.



[Lydia] Para mi ha sido muy querido como mío, tanto
vivido como sentido. Me gustan mucho más otros como "Adulterio incontrolado" que
fue muy intenso y divertido escribirlo, pero nunca tan personal como aquel.



[Carletto] Leidos los otros relatos de Lydia :"Bien
acompañada en la sauna", "Mi viaje a Chile" y "Una partida de parchís",
comentados , respectivamente, por mis compañeros de TR "Trazada30", "Horny" y
"Soletina", no quiero extenderme mucho en subrayar esto o lo otro, porque (
metidos en harina de erotismo ágil, directo y explosivo ) pocos autores pueden
hacerle sombra a nuestra querida Lydia. Los relatos reseñados son una prueba de
ello.



Hay veces que l@s autor@s, caemos en incongruencias o en
detalles nimios que , salvo los lectores muy quisquillosos, nadie quiere tener
demasiado en la cuenta. Yo, como autor, he tenido comentarios al respecto ( unas
veces con razón, otras – las más – sin ella ). A Lydia, naturalmente, también le
podemos encontrar algunos de estos detalles, de estos " lapsus "; pero, mi
opinión, es que tiene una fuerza tal en sus descripciones, te hace vivir de tal
forma sus historias imaginarias, que me parece del género tonto hilar tan fino
en una cosa que es pura fantasía.



Quienes hayan leído alguno de mis relatos, sabrán que mi
"estilo" (por llamarlo de alguna manera) está en las antípodas del de Lydia.
Ella escribe en TR para los lectores de TR, y les ofrece – ni más ni menos – lo
que un porcentaje altísimo de ellos quieren leer. Por eso triunfa de forma
apoteósica. Lo demás, son pamplinas.



Eso no quita, para que - puesto a leer – yo, personalmente,
prefiera los relatos escritos con un estilo más parecido al mío. Ya se sabe : "
Sobre gustos … " .



[Lydia] Carletto: Ojalá se me pegara algo de tu estilo y
de tu buen hacer en mis relatos, pero entonces si que te haría sombra de
verdad.. jeje.



[trazada30] Una cosa es leer narraciones de TR sin más
finalidad que pasar el rato y otra muy distinta leerlas para luego comentarlas.
En este caso cabe que uno, por mucho que se proponga no hacerlo, se distancie
del relato, se resista a dejarse arrastrar por él y adopte un aire casi, casi de
crítico gilipollas.


Tal me ha ocurrido al emborronar unos folios hablando de
"Bien acompañada en la sauna". Cierto que no es, ni mucho menos, el mejor relato
de Lydia. Cierto que tiene los defectos de estilo que he enunciado y todavía
más. Tanto da. Los árboles no me dejaban ver el bosque.


Ahora, al releer las narraciones escogidas por Carletto,
Soletina y Horny, al volver a tener en las manos ese mítico "Atrapada en el
concierto", me he percatado de que he sido muy injusto: hablando de los defectos
de Lydia como escritora he minimizado su tremenda fuerza como fabuladora.
Remedio el error que solo tiene un atenuante: La de la sauna es la narración
menos conseguida y con menos fuerza de Lydia. Fue mala suerte elegirla. Lo hice
por ser su último aporte. Me equivoqué. Debí seleccionar cualquier otra.


Lydia sigue en cada uno de los relatos una misma trayectoria
argumental: Parte de una situación posible, muy normal y en la que el erotismo
tiene poco que ver. Puede ser un amigo de la pareja que viene de visita, unos
viajantes sorprendidos por una nevada, una hija que viaja con su padre a Chile,
la invitación de un matrimonio a otro para que conozca su nueva casa en la
playa, unas vacaciones matrimoniales en el Caribe, una sesión de sauna, la
despedida de un compañero de oficina, la visita de una vendedora a una empresa,
o la asistencia a un concierto de rock. Cosas normales que nada tienen de
extraordinarias y que le pueden ocurrir a cualquiera.


Luego Lydia da el latigazo, se lanza a la garganta de la
situación planteada y la narración se trasforma, se enciende, se tiñe de su
fuerza, se vuelve sexo y pulsación.


Y Lydia sigue escribiendo con descuido, pero ya no se notan
los defectos, porque sorbe y arrastra. Ahí está el "Compartiendo habitación"
elegido por Carletto. Es hasta natural ese paso de compañeros ateridos de frío
en sendas butacas y chica acostadita ella, a cama para tres. ¿Que Carletto echa
de menos que formen un trío? No sé, yo no lo veo así y considero el relato bien
incluido en "Hetero general" precisamente porque no hay un trío sino un dos a
una.


"La partida de parchís". La excepción que confirma la regla.
Aquí se plantea la situación erótica casi al principio, aunque por juego. Es un
relato bien construido, pero no de mis preferidos. Es demasiado previsible. No
hay ninguna sorpresa. Leído un folio, se sabe como va a continuar y a acabar.


Me gusta más, muchísimo más, "Mi viaje a Chile". El argumento
es más complejo y está bien desarrollado, con un ritmo envidiable. Suena bien.
Trasciende esa libertad, ese desmadre que se suele experimentar al estar lejos
de la propia ciudad, al caminar por otras calles y otros lugares –por más que
los padres se hallen cerca-. Coloca a cada quien en su rol: los hombres suelen
ser voyeurs y las mujeres exhibicionistas, y la Lydia gozadora –por más que la
otra Lydia goce también al describirla- se hace mucho más real al pensar, y no
solo lo pienso sino que estoy seguro, que pasará página en unas horas y volverá
al sexo telefónico con ese novio que la espera en España y que tal vez nunca
sepa que los pechos de su chica son populares en los laboratorios chilenos de
revelado de fotos.


Hay quien se extraña del éxito de "Atrapada en el concierto".
Reconozco que yo me extrañé también en un principio. Ahora no. Lydia acertó de
lleno. Ofreció lo que más interesa: Un plato combinado de rock y de sexo. El
sueño de millones. Tomemos a cualquier joven. "Mira, tío, vas a ir al concierto
que te pone a mil porque los compadres tocan de película, se te va a poner
delante una nena de toma pan y moja, le vas a dar un repaso guapo de veras y
encima, para más cachondeo, con su tío delante que es que no se entera. Luego te
la follas y se la regalas a los amigos, sin problemas y sin tener que decir ni
diez palabras ¿te hace la cosa?" La respuesta es obvia: "¿Dónde hay que
firmar?".


Y lo cuca que es la Lydia. No se compromete. No dice qué
grupo da el concierto. Que cada lector imagine a su preferido dándole a la cosa.
Has dado con la receta del éxito, Lydia. Chapeau. Enhorabuena. Nos das envidia.


Y el relato que salva Lydia: "Algo más que un beso". Ella
dice por qué: "una de las historias más reales y más intensas que tengo". En
cuatro años que lleva en TR tiene un solo comentario –y es de este mismo mes- y
no llega a veinte calificaciones. Los lectores de TR son así: les interesa un
relato pero no suelen tener curiosidad por leer otros que haya escrito el mismo
autor. Confieso que yo tampoco lo había leído. Mea culpa. Con él se cumple la
máxima de que lo que prefiere el autor nunca coincide con lo que prefieren sus
lectores.


Francamente yo salvaría mucho antes "Mi viaje a Chile", o ese
delicioso "Tácticas de venta" –uno de mis preferidos ahora que he leído la obra
completa-, o la excitante "Despedida de solteros", o el "Compartiendo
habitación", por no hablar de ese fuera de serie que es "Atrapada en el
concierto". Sin embargo Lydia tiene sus razones y no soy quien para discutirlas.
Tal vez entre el relato que ella salva y los que salvaría yo, se salvaran todos.



[Lydia] Después de esto, Trazada, voy a necesitar una
caja de klinexx. Me has emocionado mucho. Porque esos comentarios, viniendo de
ti, tienen un valor doble o triple, sé que no echas flores porque si. Eres un
solete.


Soy consciente que "Atrapada" no es el mejor relato, ni tan
siquiera mi mejor relato y hay en TR cientos de historias mejores que las mías,
no pretendo ser la mejor, pero el hecho de haber estado ahí tanto tiempo ha sido
un gran regalo para mi y se lo debo a todos los que han compartido conmigo ese
relato, tanto a los que les ha gustado como a los que no.




Antes, estaba honrada de recibir de esas magníficas plumas sus opiniones y
comentarios. Ahora me siento todavía más halagada y agradecida. Esto podría
sonar a música celestial y a peloteo mutuo si digo que los admiro profundamente
a todos, pero es la pura verdad. Gracias de corazón a todos.



[ds1] Gracias a ti Lydia. Aparte de tu talento y tus
relatos, has compartido con todos nosotros tu amabilidad y una capacidad poco
habitual de aceptar críticas constructivas con una mente abierta y ganas de
mejorar tus escritos, manteniéndote fiel a tu linea y tus gustos.


Esperaremos impacientes ese nuevo relato tuyo.


Gracias también a Carletto, Horny, Soletina y trazada30 por
su esfuerzo y paciencia durante la realización de esta entrevista.


Links de interes:


Ficha de autor de Lydia:



http://www..com/perfil/23/


Ficha de autor de Carletto:



http://www..com/perfil/61352/


Ficha de autor de Horny:



http://www..com/perfil/7930/


Ficha de autor de Soletina:



http://www..com/perfil/260565/


Ficha de autor de trazada30:



http://www..com/perfil/14078/



Los relatos mencionados en la entrevista son todos de Lydia y
pueden accederse a partir de su ficha de autora.



 



Relato: Entrevista a los relatos de Lydia
Leida: 1320 veces
Tiempo de lectura: 26 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno