webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Un polvo en el chat

Relato: Un polvo en el chat

  

Una tarde, como casi todas en las que trabajo, me dio por
entrar en el mesenger para ver mi correo electrónico, lo revisé cuando recibo un
e-mail que me invitaba a charlar y pasar un rato entretenida: acepto esa
misteriosa invitación, cuando me percato de que él estaba allí. En un principio
no sabía quien era ese embaucador personaje que me estaba llevando a su
"terreno" sin yo darme cuenta. El tío parecía saber lo que me atrae del sexo
opuesto, porque me estaba embobando de una manera que nadie antes había
conseguido. Seguimos la comunicación a través del chat, cada vez estaba más
lanzado y yo con unas ganas de conocerle en persona que me subía por las
paredes. De una manera muy sutil y perspicaz, un día le pregunté lo típico: la
edad que tenía, desde dónde chateaba y a qué horas solía estar enganchado a la
red. Me dijo que estaba en un chat de su ciudad donde los ordenadores estaban en
salas separadas y cerradas, para que el murmullo y el ruido de los demás no
molestase a nadie. Con la cámara, me enseño la dicha habitación. Tenía una forma
de decirme las cosas y una delicadeza al tratar ciertos temas que... ¡uf! ardía
en ganas de conocerle personalmente.



Éste chico, resultó que era de una ciudad que estaba a
escasos 20 kilómetros de donde yo trabajo; es alto, corpulento, moreno, de piel
tostada y con unos ojos negros que me encantan.



Otro día estuvimos chateando, le pregunté en que sala estaba
y me lo dijo sin darle importancia. Como todos los días a las 7 de la tarde me
despedí con un cálido besote hasta el día siguiente.



Salí del trabajo y me dirigí a casa para cambiarme de ropa.
Suelo vestir muy formal, pero ese día... me desfasé: minifalda hasta media
pantorrilla, camiseta corta y ajustada, botas altas de tacón y pelo suelto; en
mis ojos dibujé dos rayas negras, sombra oscura y labios marrones, como un
bombón.



Volví a subir al coche y fui en busca de mi ciber-amigo,
tanto calentón no iba a caer en saco roto y de eso me encargaba yo. Diez minutos
después estaba entrando por la puerta del ciber; los ojos de aquellos chicos se
clavaron en mí, pero yo no quería ojos. Una vez allí dentro, me puse a buscar a
mi amigo y cuando lo encontré...



Me dirigí a la puerta, la cual abrí muy despacio y
silenciosamente; intentando no hacer ruido me sitúo detrás de él y acercándome a
su cuello, le susurré al oído algo que él suele decir cada vez que chateábamos.



Se sorprendió mucho de sentirme allí: le cogí del cuello y
poco a poco mis manos fueron bajando, llegando a su pecho, enredándose en su
vello, tocándole el costado muy suavemente; seguían bajando hasta su vientre y
al aproximarse al pubis empezaron a hacerse más y más lentas. Quería disfrutar
cada milímetro de piel que acariciaba; desabroché su pantalón, me hice un hueco
por entre sus slip y metí mi mano para ver que encontraba allí. Después de
volver a recorrer su vello, allí al fondo estaba esperando un buen trozo de
carne, el cual crecía cada vez que pasaba mi mano cerca de él.



Él, sentado en la silla, levantó sus brazos y giró la silla
quedando así frente a mi. Comenzó a palpar mis piernas, acariciándolas
suavemente y disfrutando la circunstancia; sus manos subían por su cara interior
hasta que llegó a mi corta falda: la subió hacia arriba y comenzó a masturbarme.
Uf...! sus manos eran grandes y sus dedos largos, los cuales recorrieron mi sexo
varias veces.



No podía aguantar aquella lentitud, ya que durante el viaje
mi imaginación volaba, lo cual provocó que mis ganas de lujuria se encendieran
superlativamente; con lo cual flexioné mis rodillas y me lancé a por ese pedazo
de carne que había hecho volar mi imaginación. Me quitó la camiseta y comenzó a
jugar con mis ya erectos pezones a la vez que seguía jugando con mi sexo. Me
soltó, me levantó, me agarró del brazo y me llevó a una esquina.



- ¿Estás dispuesta? Vas a tomar de tu propia medicina. Mira
como me pones.



Me dio la vuelta, mirando a la pared, me levantó los brazos,
bajó mis medias y poniendo una mano sobre mi espalda, para que no me levantará
me la metió de un golpe, ¡¡¡ZAS!!!.



- ¡...Qué! Te gusta, tengo mucho que darte y tú parece que
quieres recibirlo.



Al principio fue un poco brusco, pero me había gustado, con
lo cual mi sexo emanaba jugos sin parar.



- Si..., sigue, quiero todo lo que me ofrezcas.



- Toma, aquí la primera ofrenda.



Entre sudor y gemidos, ambos llegamos a un sabroso orgasmo.
Sin perder tiempo, acercó la silla, se sentó y llamándome, dijo:



- Ven, ahora te toca a ti.



Con cara de sorpresa, estiró su mano proponiéndome algo para
mi muy excitante. Me mordí el labio inferior mientras me sentaba encima de él,
pensando en el placer que aquello me iba a producir. Comencé son suaves
movimientos, ...um, y a medida que nuestros gemidos se hacían oír más, mis
movimientos aumentaban su velocidad e intensidad; él abrió su boca y mordió uno
de mis pechos y mi excitación era tal que llevé mis manos hasta su espalda y
entre gemidos y palabras oscenas, le desgarré la espalda. Los movimientos cada
vez eran más rápidos, más intentos y más profundos.



- Si, princesa, si, sigue así, sigue, si...gue. Ah!!!



Ambos llegamos al mejor orgasmo de nuestras vidas, chorreando
semen y sudor me dijo:



- Eres la Diosa de mis fantasías.



 


Fdo: Venus77.


 



Relato: Un polvo en el chat
Leida: 570 veces
Tiempo de lectura: 4 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
rus porno
gizli porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno