webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Quince dias de soledad

Relato: Quince dias de soledad

  

QUINCE DIAS DE SOLEDAD



Cuando se extinguió el ruido del auto en donde mi esposa
Clara y su amiga Mariana se marchaban a pasar sus vacaciones a la costa, quedó
en el sótano en donde me encontraba un silencio sepulcral. Ahí estaba yo, solo,
desnudo, encadenado por el cuello a un sucio caño oxidado, y con una gruesa
cadena ajustada a cada tobillo por un candado. En total penumbra. Por un momento
pensé en que no iba a resistir tanta soledad, tanto claustro, pero la sola idea
de saber que estaba acatando los deseos de mi ama me reconfortó. Haría lo que
tenía que hacer sin protestar y sin quejas. Tome mi pene entre mis manos, el
cual estaba completamente erecto, pero pensé que era mejor no masturbarme, no
solo porque quería disfrutar de la excitación de mi castigo, sino porque mi ama
me ordenó hacerlo lo menos posible.


Algo que he aprendido es a controlar mi masturbación cuando
mi ama no hace el amor conmigo. Vivo una gran cantidad de situaciones
excitantes, morbosas, humillantes, sucias y dolorosas, especialmente cuando mi
ama está caliente y quiere desquitarse conmigo, pero me he dado cuenta que luego
de la eyaculación, ya sea por no poder controlarla, o por una masturbación,
sobreviene un período de bajón anímico, bajón que ahora, estando solo, sería aún
peor, ya que en otras ocasiones, de solo ver el cuerpo desnudo de mi ama la
polla se me para inmediatamente, o sino, de solo hacer lo que ella me ordena, me
excito.


Intenté organizar mi agenda, pero me di cuenta que no había
mucho para organizar. Solo debía satisfacer unas necesidades básicas como comer,
dormir y hacer mis necesidades. No tenía opción para ninguna de ellas. Comería
cuando me sobreviniera el hambre. Comida era lo que sobraba. Además abriría las
latas medida que fuera necesario, ya que las otras se deberían conservar en buen
estado. Dormiría cuando tenga sueño, aunque acá estaba el primer problema. Solo
disponía del frío y duro piso del sótano. No me había dejado ni una manta, ni un
miserable cojín. Probé varias posiciones y llegue a la conclusión de que la
mejor posición era acostado de espaldas, ya que de costado no resistía ni diez
minutos.


Además las cadenas me molestaban más estando de costado.
Luego debí definir como hacer mis necesidades. La corta cadena apenas me
permitía alejarme del lugar donde debía permanecer, por lo tanto no tenía
posibilidades de hacer mis necesidades lejos de ese lugar. Cuando fue necesario
hacerlo, no me quedó opción. Debería resignarme a permanecer en medio de esa
suciedad, al menos tratar de separarlo de la comida, pero no había otra opción
que permanecer en medio de ellas. Con la orina fue mas complicado porque esta
corría a través del piso e inmediatamente mojo mi lugar de descanso. Al
principio, caliente como sale a la temperatura del cuerpo, descubrí que es hasta
reconfortante sentirla correr sobre la piel, pero una vez en el piso, se enfría
rápidamente, así que la iba corriendo con mis manos lo más lejos posible en los
momentos en que quería dormir.


Por supuesto, mis deposiciones las podía dejar a un costado,
no así el olor que en dos o tres días invadía el lugar. Lo cierto es que en
determinado momento me sentí verdaderamente un cerdo esclavo. Mi ama sí sabía
como tratarme.


Día a día iba abriendo alguna lata, y comiendo con mis manos,
ya que carecía completamente de cubiertos. Estas, al no estar totalmente
higienizadas, impregnaban a veces la comida con el gusto a mi orin. Al principio
no así con mis excrementos, pero al cabo de una semana no podía diferenciar una
cosa de la otra. Durante mis intentos de dormir, debido al poco espacio, más de
una vez quedé sobre la mierda. Es que acaso yo no soy u esclavo ? Eso reafirmaba
este concepto de mi ama.


El tener que vivir de esa manera , hacía que mi excitación
fuera en aumento día a día. Solo tenía como compañía mis pensamientos y el saber
que estaba cumpliendo los designios de mi ama. Eso para mí era suficiente para
excitarme al máximo.


Otro de los problemas que debí afrontar son los de la higiene
personal. Debido al tipo de comida en lata, mis deposiciones no eran lo
suficientemente rígidas como para dejar mi ano limpio, y cada vez que iba de
cuerpo debía limpiarme de alguna manera. Mi ama había sido muy meticulosa, y no
veía con que hacerlo. Incluso las latas habían sido despojadas de todo
envoltorio de papel . No tuve más remedio que hacerlo con mis manos. Luego
limpiaba éstas en el piso lo mejor que podía para poder comer con ellas.


El tedio y la soledad me estaban volviendo loco, el día no
pasaba más. Había perdido la noción del tiempo. No sabía la hora, ni si hacía
muchos días o pocos que me encontraba en ese lugar. El único reloj que tenía era
el biológico, que me indicaba cuando debía ir de cuerpo, ya que generalmente lo
hago una vez al día y de mañana, pero como no hacía otra cosa más que comer y
dormir, iba más seguido de lo normal, con lo que ensuciaba más mi lugar de estar
y tampoco me servía de referencia horaria.


No me atreví a gastar el agua para lavarme, ya que la sed es
una cosa que no se resiste mucho tiempo, y aparentemente disponía de 1 litro
diario, que lo consumía casi siempre. Así pues, pasé mis quince días de soledad,
imaginándome a mi ama junto a su nueva amante, preocupado por la vuelta. Que me
depararía. Será que me iba a dejar de lado?. Juro que en los quince días solo
tuve necesidad imperiosa de masturbarme, y siempre lo hice pensando en aquella
escena de mi ama con su amiga Mariana en la cama. Así pues fueron pasando los
días. En determinado momento, oí el ruido de un auto. No sabía que hora era,
pero habían pasado varios días, estaba completamente sucio, con la barba
crecida, olía a orina y excrementos en todo el cuerpo. De solo tocarme lo podía
adivinar, aunque no veía demasiado, mas bien nada. De pronto se oyó un ruido de
llaves, la puerta se abrió y una luz enceguecedora me obligó a cerrar los ojos.
Era mi ama y su mujercita.


Me acurruqué como pude tratando de esquivar la luz, entonces
la oí solamente.


"mira, decía, si está hecho todo un cerdo eh Mariana ?
Mariana asintió diciendo que eso es lo que yo era. Clara me dijo que mi clausura
había terminado, que me dejaría adaptarme a la luz un par de horas y que luego
me podría ir a bañar, que tenía ganas de sentirme dentro suyo. Que había gozado
mucho, pero ya era mi turno. Eso me volvió a la vida. Me dolía cada uno de los
músculos y los huesos de mi cuerpo, estaba hecho una piltrafa, sucio, mal
oliente. Sin embargo no sé por que sentía que había vuelto a vivir.


Precisamente, dos horas después bajó a buscarme. Mariana ya
se había marchado. Mis ojos ya podían ver mejor. Me llevó al baño, soltó mis
cadenas y me dijo. "Aféitate y báñate" Por esta basta, pero no te ilusiones. Ya
vendrán tiempos peores.


Yo pensé dentro de mi (O mejores).



 


Agradecería comentarios.


 



Relato: Quince dias de soledad
Leida: 739 veces
Tiempo de lectura: 4 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno