webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Las amigas de mi novia

Relato: Las amigas de mi novia

  

Me llamo "Juan". Soy moreno, tengo 31 años, 1’80 de altura,
peso unos 85 kilos, y aunque no estoy muy musculado si soy ancho de espaldas. Me
considero un chico normal. Tengo novia desde hace 8 años.



Ella se llama "Laura",
Tiene 27 años, mide 1´65 y pesa unos 59 kilos. Es morena rizosa, con una carita
agitanada, y un cuerpo mas que aceptable, unas tetas de la talla 95, que aunque
se le caen un poco, a mi me encantan. Las caderas un poco anchas, y un culito,
con dos nalgas pequeñas y redondeadas. Las piernas un poco gordas, pero poco a
poco, con ejercicio le van quedando cada vez más torneadas. Ella, se fue fuera a
estudiar enfermería, y allí conoció a otras chicas, con las que hizo una gran
amistad. Después de volver a Gijón, que es donde vivimos, tuvo suerte y encontró
trabajo enseguida.



Gracias a esto y a las ayudas de nuestros padres, nos pudimos
comprar un piso. Transcurridos unos tres años de ahorrar para el piso y los
muebles, con una situación estable, reconozco que somos muy afortunados,
decidimos casarnos. Como quería invitar a sus amigas a la boda, aprovechando
unos días de vacaciones que teníamos en común, decidimos ir hasta allí. Laura
avisó a sus amigas a ver si estaban disponibles esos días que íbamos a ir,
llegaríamos un jueves y nos marcharíamos un domingo por la tarde.



Dos de las
amigas, Sandra y Yolanda, que compartían un piso, nos ofrecieron una habitación
que les sobraba. De todas formas a Sandra no la veríamos hasta el sábado, ya que
tenía un curso fuera de la ciudad. Yo estaba resignado a ir por darle el
capricho a mi novia, ya que sabía que yo iba a ser el único tío con diez
mujeres, encima enfermeras, por lo que estaría prácticamente excluido de la
mayoría de los temas de conversación. Además, las pocas veces que había ido a
ver a mi moza, nos las habíamos pasado casi íntegramente en la habitación de mi
hotel, y solo conocía a la mitad de ellas y muy por encima, y las que conocía no
es que fueran sexualmente atractivas, o muy gordas, o muy feas, o mari machos.


Resignado por todo lo anterior, me levante el jueves ese a
las 6 de la mañana y me dispuse a conducir los cerca de 600 Km. que nos
separaban de nuestro destino, mientras que la moza aprovechaba y dormía durante
gran parte del trayecto .Me lo tome con mucha calma parando un par de veces a
tomar cafés y a comer por el camino, con lo que hasta las 5 de la tarde no
llegamos. Allí me esperaba la primera sorpresa. Nos estaban esperando dos de las
amigas que yo no conocía, Yolanda y Ainoa.


Empezaré por describir a esta última,
tiene la típica pinta de niña pija, rubia de bote, morena de solarium, buen
cuerpo, cara bonita, aunque demasiado pintada para mi gusto, todo ropa cara,
marcando pecho y culo, aunque lo de pija no solo se quedaba en el aspecto, sino
también en el carácter, por lo que no me cayo demasiado bien. Yolanda en cambio
es una tía normal, pelo negro liso, cara afilada y ojos negros, cuerpo bastante
delgado y sin prácticamente pecho y eso si, con un culo de esos en forma de
corazón, prieto y duro. No es que fuera una belleza pero no estaba nada mal,
sobre todo por su carácter abierto y simpático.


Nos instalamos en el cuarto que
nos habían prometido y nos dieron una llave, que me quede yo. Después de
ducharnos y prepararnos fuimos a cenar y a tomar algo por ahí con mas amigas,
que como no intervienen mucho en el relato no voy a describir, solo decir que
para mi gusto las mejores eran mi novia, Yolanda y Ainoa. La verdad es que no me
agobié tanto como suponía, gracias sobre todo a Yolanda, ya que fue ella la que
se ocupo de hablar conmigo y distraerme, ya que mi novia estaba totalmente
acaparada por las demás. Esa noche no llegamos a dormir hasta las 3 y media de
la madrugada, encima al día siguiente nos íbamos de excursión a conocer los
lugares mas destacados y habíamos quedado con 3 amigas a las 8 de la mañana para
que nos diera tiempo. Por desgracia para mí, Yolanda no podía ir ya que
trabajaba.


El día fue francamente agobiante, encima yo conduciendo todo
el rato, aunque eso quizá fue lo que mas me distrajo, ya que los tres cardos,
perdón, amigas no paraban de hablar, sobre todo de cosas técnicas de medicina,
tema que no me atrae excesivamente. Llegamos tarde a la ciudad, ya que habíamos
quedado otra vez para cenar e ir de marcha, por lo que tuvimos que prepararnos a
toda leche. Igual que la anterior noche, la única que me hacía caso era Yolanda.
Lo cierto es que congeniamos muy bien.


A pesar de que mi novia suele ser muy
celosa, prácticamente esa noche solo baile con Yoli, la verdad es que parecía
más mi pareja que mi propia novia. Esa noche volvimos a casa cerca de las 6 de
la mañana. Antes de despedirse varias de las amigas querían quedar al día
siguiente para ir de tiendas y querían quedar temprano. Yo estaba agotado y le
dije a mi novia que si quería ir ella que yo me quedaría durmiendo y si me
despertaba daría una vuelta. Yoli tampoco podía ir con ellas porque tenía que
resolver cosas en el trabajo. Al final quedamos en que vendrían a buscar a mi
moza a las 10 de la mañana, y que cuando quisiera venir, me llamaría por el
móvil, ya que yo tenía las llaves del piso.


A la mañana siguiente mi novia se despertó poco antes de que
llegaran a buscarla, con las prisas, hizo más ruido del normal y me despertó.
Ese día hacía un calor insoportable, por lo que cuando se marchó, me quité el
pijama y me eche desnudo encima de las sabanas, quedándome dormido casi
instantáneamente. Debía estar soñando algo erótico, ya que sentí algo y al abrir
los ojos, tenía mi polla bien tiesa, y una mano meneándomela suavemente. La
poseedora de esa mano me miraba sonriendo.


Morena, bajita, de aproximadamente
1,55, con una cara en la que destacaban unos labios grandes y carnosos, que
parecían más haber sido hechos en el quirófano que por la naturaleza, dada su
perfección, y unos ojos color miel. Estaba perfectamente pintada y arreglada,
parecía una de esas presentadoras de televisión. Levaba puesto una camiseta de
tirantes roja con generoso escote, por lo que se podía apreciar que gastaba un
buen par de tetas, una talla 100 pude comprobar mas tarde. También llevaba una
minifalda vaquera que dejaba ver un par de piernas bien torneadas. Lo que se
dice una autentica bomba sexual. Era imposible no dejar de mirarla si la hubiera
visto por la calle, así que en la situación en la que estaba ya os podéis
imaginar.




Hola, tu debes de ser Juan, - me dijo con voz suave y
cantarina,- Yo soy Sandrita.




Y me dio dos besos, sin dejar de meneármela suavemente. Yo
todavía flipado por ese despertar no atine a decir nada.





Pareces un poco alelado, no. Bueno, sé como
solucionarlo.





Y girándose un poco se dirigió hacia mi polla y empezó a
chupar y humedecer el capullo. La verdad es que la tía sabía como poner a uno a
100. Yo medio recuperado, empecé a meterle mano entre sus piernas. Le sobe sus
muslos y subía hasta sus bragas, ya un poco húmedas.





Creo que tienes ganas de quitarme las bragas y comerte
mi conejito, ¿verdad?





Yo, sin decir una palabra, procedí a bajarle las braguitas y
subirle un poco la minifalda. Ella situó sus piernas entre mi cabeza,
exponiéndome un coño jugoso y totalmente depilado. Su olor llenó mis fosas
nasales, excitándome aun más, ya que personalmente creo que no hay mejor olor
que el de un coño mojadito. Empezamos a hacer un 69, yo comiendo y chupando y
sorbiendo todos sus jugos, explorando con mi lengua su coño, mientras ella no
paraba de chupármela y lamérmela, Al cabo de un rato para y se levanta
diciéndome:





Un segundo, vengo ahora. Voy a buscar una gomita.





En el rato que tardo en venir me di cuenta que era la amiga
de mi novia que faltaba, Sandra. Casi sin tiempo de arrepentirme por serle
infiel a mi novia, apareció ella con un condón y tirandomelo me dijo:





Vete poniéndotelo mientras me quito la ropa.





La obedecí y cuando acabe de ponérmelo, la miré. Si vestida
era una bomba sexual desnuda era todo el arsenal atómico. Por fin pude ver sus
tetas, eran grandes y redondas, totalmente naturales, ya que a pesar de que casi
estaban erguidos, no podían del todo con la ley de la gravedad. Sus aureolas
eran grandes y muy oscuras, coronados por dos pezones grandes y duros como
garbanzos, estando uno de ellos como partido.





Hoy tengo ganas de cabalgar un poco.- dijo sentándose
entre mis piernas.





Con una mano cogió mi polla y la dirigió hacia su coño. Yo le
empecé a estrujar sus tetas. Cuando tuvo mi polla bien situada empezó a moverse
de arriba abajo, empalándose mi polla y lubricando aun mas el condón con sus
jugos vaginales y los restos de mi saliva, mientras que sus manos estaban
apoyadas en mi pecho, para mantener el equilibrio.


Yo, sin soltar sus tetas ni
dejar de amasarlas y pellizcarle los pezones intentaba mover mi pelvis con
movimientos circulares mientras ella aumentaba el ritmo de la penetración
contrayendo y relajando sus músculos vaginales, causándome todavía más placer.
Sus gemidos empezaban a ser audibles, entre la respiración entrecortada y cada
vez más acelerada. Sus movimientos empezaron a ser más violentos y espasmódicos,
impidiéndome a mí moverme a gusto, ella era la que controlaba la penetración. La
expresión de su cara era de puro vicio. Los ojos entrecerrados, mordiéndose el
labio inferior y echando de vez en cuando la cabeza atrás y adelante. De repente
empezó a moverse cada vez mas rápido, con movimientos espasmódicos y cortos,
hasta que subió hasta casi sacarla fuera y se empalo hasta el fondo
violentamente soltando un aullido y diciendo:





Siiiii, yaaaaaaaaaaa.





Agotada y derrengada se quedo tirada encima de mí, jadeando y
respirando agitadamente, convulsionándose un poco por el final de su orgasmo. A
los pocos segundos se quita de encima mío y se tiende en la cama. Yo me levanto,
todavía tieso y sin correrme, la centro en la cama y le abro las piernas.





Yo todavía no he acabado, y quiero seguir follandote.





Le levante un poco la pelvis y le puse la almohada por a la
altura de su culo, para levantar su caderas un poco y acerque mi polla a su
depilado conejo y lentamente fui penetrándola. Tras su orgasmo debía tener el
coño bastante sensible, ya que gemía y se retorcía de placer casi más que cuando
tuvo el orgasmo. Sus gemidos y la cara de vicio que tenía me excitaba hasta
límites insospechados y fui acelerando mis penetraciones, intercalando
penetraciones rápidas y poco profundas con otras más profundas.


Al poco tiempo y
con una embestida profunda, me corrí, sacándola y meneándomela un poco para
acabar con mi orgasmo. Cuando me quité el condón y me levantaba para ir a
tirarlo a la basura, vi. en el quicio de la puerta mirándonos a Yolanda. Su cara
era una mezcla de expresiones, sorpresa, cabreo y excitación. Yo me quede
sorprendido mirándola sin saber que decir. Con el condón en la mano y la polla
en estado de semierección. Justo en ese momento empezó a sonar mi móvil.


Continuara.


 


Espero que os haya gustado, y aguardo que me enviéis
comentarios.


 



Relato: Las amigas de mi novia
Leida: 883 veces
Tiempo de lectura: 7 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
rus porno
gizli porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno