webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mis practicas con una limpiadora

Relato: Mis practicas con una limpiadora

  

Llevaba poco tiempo en aquella empresa y aun no tenía claro
mi permanencia en ella, yo era el más joven de todos, aunque eso no me impedía
tener una buena relación con los demás.


Normalmente me solía quedar a trabajar hasta altas horas,
solamente quedábamos unos pocos con trabajo por delante. Cuando la empresa
estaba desierta llegaban las limpiadoras, eran dos muchachas (hermanas), cuando
llegaban a nuestro despacho mis compañeros ni se inmutaban y creo que las
consideraban como inferiores a ellos, la verdad es que su actitud con ellas no
me gustaba demasiado, aunque el trato era cordial; yo intentaba facilitarle su
tarea ayudándole a retirar la papelera de debajo de mi mesa, papeles, etc.


Una de ellas era poco más o menos de mi misma edad y era
normalmente la encargada de nuestro despacho mientras que la otra se encargaba
de otras partes de la empresa en donde no había nadie, pienso que lo harían así
por que a esta joven le daba un poco de miedo.


Pasaron unos meses y en navidad la empresa tiene costumbre de
celebrar una cena en la propia sede de la empresa, se habilito un salón de
actos, a ella acudieron los socios, directivos, trabajadores y por último se le
invitaba a estas dos limpiadoras.


Como no me toco estar frente a la limpiadora mas joven, con
la que tuve el privilegio de estar hablando toda la cena, hablando entre
nosotros como si quisiéramos evadirnos de aquella deprimente cena de empresa.
Todo era muy escalonado, se notaba la diferente posición que cada uno tenía en
la empresa y por aquel entonces yo era el último mono acompañado de las dos
limpiadoras.


Una vez que cenamos y nos levantamos para tomar unas copas
pude descubrir la silueta de la joven limpiadora que estaba engalanada con un
bonito vestido de un color verdoso, ceñido, por abajo largo por una parte y
mucho más corta por la otra, llevaba el pelo recogido dejando su hermosa carita
de niña dulce, en fin era una imagen muy distinta a la que estaba acostumbrado a
ver de ella cada tarde cuando llegaba a limpiar.


La cena transcurrió como lo previsto y poco a poco se fueron
largando los más altos ejecutivos, quedando solo la parte media-baja de la
empresa, con lo cual el tono de la cena cambio radicalmente, teniendo un tono
más jocoso, divertido y sarcástico, sobre todo hacía los altos mandos, jajajaja.


Al final irremediablemente hice buena amistad con aquella
chica de la limpieza y con unas copas de más empezamos a bailar, a reír, etc.


Llevábamos algunas copas y decidimos evadirnos un poco de
allí y subimos a la azotea para despejarnos y poco con el aire fresco de la
noche y sin llegar a hablar mucho el alcohol hizo su efecto y empezamos a
besarnos casi sin darnos cuenta de lo que hacíamos, de repente sentí una de sus
manos palpándome mi paquete, deseosa de liberarlo del pantalón, me frotaba de
arriba abajo mientras me mordisqueaba el cuello con relativa delicadeza,
comprendí que aquella joven limpiadora era dota una fierecilla y yo por supuesto
no le iba a dejar que pasara esa noche hambre.


Posé mis manos en su trasero, que por cierto me causo
impresión al palparlo ya que lo tenía bien durito, se notaba que hacía deporte
(me encanta una mujer que hace deporte) podía comprobar el pequeño tanga que
llevaba puesto y la acerque a mi cuando pude, a ella le encanto y quitó su mano
de mi paquete para que nuestros cuerpos se frotaran lo máximo!!!


Después de varios mordiscos en la oreja y unos cuantos
susurros bajamos de la azotea hasta mi despacho donde sin dilación la subí sobre
mi mesa, apartando un poco todo el papeleo y de manera bastante alocada
empezamos a comer el uno del otro, la coloque sobre el borde de la mesa
dispuesto a gozar de su cuerpo, subí hasta la cintura su vestido y después de
despojarla de su minúsculo tanta ella saco mi rabo avivándolo con el tacto de
sus manos (cosa que no era muy necesario), ni que decir tiene que guardo un buen
recuerdo cada vez que voy a trabajar, pero la situación nos incomodaba a ambos y
decidimos después de aquel buen polvo continuar de manera más relajada y
desenfrenada en su casa.....


Cada uno salió de la cena por sitios distintos para no
despertar sospechas entre los compañeros, una vez que llegamos a su casa
estábamos deseosos por seguir con el segundo de la noche y así fue, nada más
entrar nos tiramos en el sofá del comedor, nos desnudamos tirando la ropa por
todo el suelo, jugando un poco al gato y al rato (me encanta ser un depredador)
hasta que al final calló sobre mi, se movía lentamente de arriba a bajo
clavándose todo mi rabo hasta toparse con las paredes de su cueva, absolutamente
penetrada, sus lentos jadeos me encantaban eran muy sensuales y me excitaban
muchísimo.


Cuando no ella no podía aguantar más arqueaba su cuerpo para
atrás, apoyándose con sus manos sobre mis muslos, para ayudarle yo la agarraba
con mis manos por su espalda para que se inclinara todo lo que ella deseara y
estando en esa posición en su cuerpo se reflejaba la tenue luz que entraba por
la ventana del salón, y en su cuerpo se formaban luces y sombras que embellecían
aún más aquel cuerpo bien formado.


Cuando se recuperaba volvía a moverse frenéticamente y a
veces yo tenía regular su velocidad, entonces la agarraba por la cintura para
guiarle en lo que me gustaba y como me gustaba, solía susurrarle halagos, cosas
bonitas que se me pasaban por la cabeza y fue mucho lo que le decía, para
conseguir que no cesara en su empeño, pero aún así llegó un punto en el cual
volvió a arquear su cuerpo para atrás indicando su cansancio por el esfuerzo
realizado, por momentos se derrumbaba, fue entonces al ver de nuevo su cuerpo
con aquellas luces y sombras de la noche cuando me acorde de varios comentarios
que se oían sobre si sus pechos eran demasiado grandes para su cuerpo y que el
motivo de ello era la silicona y no iba a perder la oportunidad de
comprobarlo....


La sostuve bien firme con un brazo mientras que con el otro
fui acariciando su exhausto cuerpo, desde su cuello para abajo, muy lentamente
como se fuera de un cristal muy fino a punto de romperse con el roce de mis
dedos.... comprobé como le gustaban mis caricias y mientras seguía bajando mi
mano hasta llegar a posarla entre sus dos preciosos y voluminosos pechos, con un
solo par de dedos jugué un poco con ellos; empecé a rodear su pecho izquierdo
cuando le di toda una vuelta pasaba al pecho derecho, describía con mis dedos
una elipse en sus pechos, una elipse cada vez más concéntrica, es decir, cada
vez se aproximaba más a sus preciosos pezones, que se notaban deseosos de
recibir mis caricias.


Cada vez que cerraba más la elipse en sus pechos ella jadeaba
más y apretaba sus manos en mis muslos con mayor fuerza, señal inequívoca de que
gozaba y gozaba.


Pero el golpe final se lo iba a dar mi
lengua.................


Me incline un poco sobre ella mientras que con el brazo
izquierdo la sujetaba y con el derecho acariciaba sutilmente su pecho derecho
acerque mi lengua hasta que rozo el pezón de su pecho izquierdo y en ese momento
creo que ambos sentimos un placer indescriptible!!!


Podía sentir en mi lengua como saltaban chispas con aquel
contacto y como su pezón estaba buen duro, estuve besando, saboreando, jugando
con cada uno de sus pechos alternativamente y aunque ella intentaba mover su
cintura para seguir disfrutando la pobre no podía casi ni moverse y menos aún si
yo no cesaba de chupar, de retorcer, de besar...... sus tiernos pechos.


En aquella situación ella casi llegando al éxtasis final me
pidió que la tumbara en el suelo, que la siguiera haciendo gozar, que no parara
mi lengua y se dejo de sostenerse en mis muslos para dejar caer su cuerpo sobre
el suelo, yo comprendí que ella tenía mucha sensibilidad en sus pechos y se me
ocurrió otra idea que sería aun más la traca final para que tuviera un orgasmo
de campeonato.


No la deje ni mucho menos caer al suelo sino todo lo
contrario, la agarré bien fuerte la recupere en su postura vertical sobre mi y
nos levantamos del sofá, ella se agarró a mi cuello y mientras me besaba como
loca me decía que qué iba a hacer con ella, que estaba como loca, nunca
experimentó tal cosa con un chico y no quería terminar, yo le dije como pude
entre beso y beso que íbamos a su cama para terminar de hacerla gozar como nunca
se hubiese imaginado, pero era tanta la emoción en la que estábamos que hasta
llegar a su cama tropezábamos y más de una vez la apoye contra la pared y sin
dejar de separar nuestros cuerpos yo le propinaba unas sacudidas algo fuertes
para mantener su cueva bien roja y caliente, para entonces ella estaba muy
receptiva a todo y respondía dándome pequeños tirones de pelo, lo cual hacía que
mis embestidas fueras aún más violentas y rápidas, y su ella seguía besándome
fuerte y casi mordiéndome los labios y los pómulos del sumo placer que le
propinaba en su cuevita.


Y entre todo aquello ella seguía hablando:




Ohh Dios mioooo!!!
Jam jam jaaaammm


TE GUSTA??


Siiiii!! Dame dame dame!!




Con sus entrecortadas frases me ponía aún más caliente, ella
lo notaba y no paro de suplicarme mucho mas.....




SIIII! SIIIII! UMMM UMMMMM UMMM


OH DIOS MIO, ESTOY LOCA, DAME MASSS JAMM JAMMM JAMM





Hasta que finalmente llegamos a su cama y con la emoción
caímos bruscamente los dos, quería verla explotar de placer en mis manos,
mientras que con mi boca y una mano seguía deleitándome con sus pechos con la
otra acariciaba su cueva en busca de su clítoris, cosa que no me costó encontrar
ya que para aquel entonces lo tenía bastante grande, no pasó mucho tiempo desde
que empecé a juguetear con su delicado botón cuando de nuevo se volvió a poner
como loca, jadeando, retorciendo su cuerpo encima de la cama y moviendo su
cabeza de un lado para otro, pasaba sus manos por mi cabeza, por mi espalda
hasta que llegado un momento su jadeos fueron más fuertes e intentaba darme con
los puños cerrados golpes en mi espalda y luego a intentar arañarme, al instante
comprendí que estaba llegando al orgasmo y no tardó nada en empezar a regalarme
sus calientes mieles, mi mano que seguía deleitando a su clítoris, pudo sentir
como se empapaba de todo aquello, ya estaba totalmente chorreando y fui pasando
toda la palma de mi mano por su cueva y sus alrededores para impregnarla con sus
propias mieles.


Después de ser tan generosa conmigo se serenó bastante, pero
yo aún estaba con ganas por sentirla y que me siguiera sintiendo a mi...



Le di la vuelta quedando su hermoso, sudoroso y exhausto
cuerpo boca abajo, la puse a cuatro patas como si de una perrita se tratase y
bien en pompa, así podía ver como le brillaba toda su cuevita y sus
espectaculares y húmedos labios, me aproxime al máximo a ella y restregué mi
rabo por toda su húmeda cueva, a ella le producía ciertas cosquillas sentir mi
rabo jugueteando con sus labios, en una de esas, me ayudé con una de mis manos
para abrirme paso entre sus grandes labios y sin dilaciones..........


Nuestros dos cuerpos se acoplaron en una unión perfecta, ella
dio un pequeño gritito al notar que nuestros cuerpos estaban unidos.



Me incline sobre ella y le murmuré cerca de su oído:


- tranquila, seguimos disfrutando??



La pobrecita no podía casi ni articular palabra y asintió con
su cabeza rápidamente. Estábamos los dos como unos perritos, apoyé mis manos
sobre las suyas y comencé a moverme para seguir complaciendo a mi compañera, con
suavidad, aquel vaivén nos producía soltar pequeños gemidos mientras nuestras
manos se agarraban al mismo compás, estábamos rítmicamente sincronizados y no
podía ser para menos, yo sentía como nuestros cuerpos eran uno sólo.


Besaba sus hombros, su espalda....


Notaba como nos acelerábamos por momentos y era el momento de
dar rienda suelta a la locura, solté sus manos y mientras me fui incorporando
aparte su cabello y al ver su tierno cuello no me pude resistir a besarlo, mis
manos fueron acariciando sus hombros como si fuese su masajista particular (y
que sesión de masajes estábamos dando) bajaba mis manos por su espalda, casi
como esculpiendo sus curvas hasta llegar a su cintura, donde mis manos encajaban
a la perfección, parecía que estaba todo hecho a media, en realidad sería porque
éramos uno sólo supongo.



Y sin más aquel movimiento suave paso a un nivel mucho más
vigoroso, acelerado, casi dañino (pero que nos encantaba) ella propinaba
palmotazos en la cama, yo la agarraba bien por la cintura para que aquella unión
tan majestuosa no se rompiera, al igual que aquellos frenéticos movimientos
nuestros gemidos eran acompasados (como no!) y si con todo eso nuestro calentón
no era suficiente ( PLAFS PLAFS PLAFS PLAFS) con el sonido de nuestros cuerpos
al chocar entre sí era ya la guinda del pastel, dulce pastel por cierto.


Notaba como perdíamos la conciencia de el gran polvo, notaba
como nuestros cuerpos tomaban control de la situación y no quisieran separarse.



¿Sabéis porqué?


Pues muy fácil........ ERAN UNO SÓLO!!!!!



 


 


(como siempre, espero que podáis disfrutar casi tanto de este
relato como yo al protagonizarlo y después al redactarlo con mucho gusto para
vosotros/as, también deseo mandar un fuerte saludo y un agradecimiento a las
personas que me siguen leyendo y decirles que espero seguir recibiendo sus
"criticas" y que sin duda me encantara responder.


MUCHAS GRACIAS)


 



Relato: Mis practicas con una limpiadora
Leida: 653 veces
Tiempo de lectura: 9 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno