webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: De como sometía a Tatiana (2)

Relato: De como sometía a Tatiana (2)

  

II


Debo confesar que soy un fanático del sexo oral.


Ceo que no hay nada en el mundo como tener a una hermosa
chiquilla arrodillada frente a ti, con tu miembro dentro de su boca húmeda y
caliente, mirándote a los ojos mientras se esmera por acariciarte el palo con su
lengua esforzándose por hacerte venir.


Como ya les había contado, cuando conocí a Tatiana lo primero
que me imaginé fue el como se sentiría tenerla a mis pies mamándome la verga;
era una idea que me daba vueltas constantemente en la cabeza, sobre todo cada
vez que la besaba y le introducía la lengua en su deliciosa boquita, pues debo
confesar que para ser una hembra inexperta e ingenua Tatiana tenía una vocación
natural para besar ( y succionar) que me dejaba francamente sorprendido...
¿sabían que las chicas reprimidas por lo general muestran alguna fijación oral?
Pues sin duda ese es el caso de esta mocosita. Como les digo, esta cabroncita ha
sido todo un hallazgo.


Introducirla en el mundo del sexo oral fue bastante fácil y
lo hice sin mayores preámbulos pues, como ya lo saben, sus sentimientos me
importan un carajo.


Una tarde, mientras le metía mano de lo lindo en la áreas
verdes de la escuela le tomé por la muñeca y la conduje lentamente asta el bulto
de mi entrepierna. Muy tímidamente comenzó a acariciarme el pene con sus largos
y finos dedos por encima de la ropa, al principio solo paseaba su dedo índice de
arriba debajo de mi erección y con los ojos bien cerrados pues estoy seguro de
que sentía vergüenza de hacerme eso y mirarme a los ojos (¡pobrecita! Si hubiera
sabido las cosas que le esperaban). Sin importarme que estuviéramos en un lugar
semi público me bajé la cremallera y tomándola por la muñeca la invité a meter
su mano dentro de mi pantalón.


Aquella sensación fue deliciosa. Su mano tímida y un poco
torpe pero bastante decidida urgando dentro de mis calzoncillos hasta hallar mi
verga erecta y palpitante, sus dedos abrazándo el tronco suave y amorosamente y
sin saber que hacer a continuación.Tomando su mano con la mía le enseñe que
debía hacerme una puñeta moviendo de arriba abajo mi riata sin apretar
demasiado. Tatiana me besaba en la boca con tal entrega mientras me masturbaba
llena de nervios y lujuria, yo estaba eufórico pues sabía que había logrado
convertir a una dulce y hermosa señorita en toda una aprendiz de puta dispuesta
a hacer cualquier cosa que uno le ordenara.


Durante algunas semanas mas me permití disfrutar de su manita
haciéndome ricas e incansables puñetas mientras yo le acariciaba cómodamente un
seno o la besaba dulce y prolongadamente; con el paso del tiempo ella sola se
fue acostumbrando a bajar por mi vientre con su mano, desabrochar mi cremallera
y comenzar a pajearme sin la necesidad de que yo se lo indicara.


Quiero aprovechar aquí para narrar la primera vez que Tatiana
vio, sintió y olió el semen de un hombre.


Fue en una ocasión en la que ella fue a mi casa; ya había ido
otras muchas veces, aunque casi nunca la tocaba estando allí, pues no quería que
ella perdiera la confianza en mi, quería ganármela haciéndola creer que no todo
el tiempo pensaba yo en el sexo (aunque asi fuera). Al principio de nuestro
noviazgo fueron varias las ocasiones en las que estando solos en mi casa me
comporté con ella como si fuera solo un amigo, sin meterle mano ni nada, y como
verán esa estrategia funcionó a las mil maravillas.


Como decía, aquella vez me acababa yo de comprar una cámara
digital , estaba feliz pues en ese tiempo tomaba un curso de fotografía y quería
estrenar mi cámara cuanto antes. Tatiana me acompañó aquel dia a comprarla y me
la lleve a casa con el pretexto de usar la cámara y ver como funcionaba.
Llegando a casa comprobé con agrado que estaríamos solos toda la tarde, pues mi
hermano y mi papá no estaban y rara vez llegan a casa antes de las 10 p. m.


Le invité un café, estuvimos conversando un rato y luego
comenzamos a sacarnos fotos, ella me fotografió a mi en varias poses graciosas,
después yo comencé a fotografiarla, primero desde algunos ángulos y poses
bastante aburridos, después, con mucha naturalidad la invité a hacer ejercicios
de modelaje como en el curso que yo tomaba, le indiqué como debía posar ante una
cámara, le enseñé a relajar la cara y soltar el cuerpo, sonreír, etc. A ella le
encantaba el juego, comenzó a posar para mi de lo mas natural y sexy. Luego de
un rato le pedí que descubriera su abdomen levantando su blusa, le recordé que
la cámara podía borra las fotos y riendo le recordé que era solo un juego; sin
pensarlo mas comenzó a levantar su blusa, logré fotografiar sus deliciosos y
redondos senos, aunque cubiertos claro está por el sujetador, también la
convencí de desabrochar un poco su pantalón y mostrar sus redondos y firmes
glúteos protegidos por unos impecables calzoncitos rosas. El juego había
terminado, ya era hora de darle uso a mi juguete.


Le dije que se recompusiera la ropa, mientras ella abotonaba
de nuevo su pantalón conecté mi camara a la computadora y descargué las fotos
sin que ella notara nada, después, delante de ella borré la memoria de la cámara
destruyendo aparentemente las fotos, excepto la primera en donde ella salía
vestida de cuerpo entero, esa foto le gustó mucho y me pidió que se la enviara
por mail para conservarla, como supongo que aún lo hace.


Después de la sesión de fotos comencé a hablarle íntimamente,
me acerqué a ella y la besé con lujuria pues al verla tan radiante y sexy me
calenté mas de lo que yo mismo esperaba. Ella respondió bien a mis caricias, me
besaba y me decía que me quería ( como si esas tonterías me importaran!) sin
perder tiempo la recosté sobre el sillón y comence a meterle mano. Supongo que
la sesión de fotos también la calentó a ella porque al acariciarla ella mecia su
cadera rítmicamente como si quisiera ser penetrada, su voz era ronca y su
respiración entrecortada; al meter mi mano en su pantalón para sentir su
conejito noté que sus braguitas rosas estaban humedecidas y viscosas,
evidenciando que la nena estaba calentándose a mas no poder. "Con que la muy
zorra se cree lo suficientemente mujer para permitirse gozar del sexo ¿eh?"
pensé. "Vamos a darle una lección a esta aprendíz de golfa".


De inmediato extraje mi mano y le indiqué que me desabrochara
el pantalón. Esta vez me lo bajé hasta las rodillas pues estabamos en un lugar
privado y quería que ella viera y palpara una verga en toda su extensión.
Tatiana obedeció dócilmente; al emerger mi barra la tomó con la mano derecha y
comenzó a sacudirla lentamente como estaba acostumbrada a hacer, solo que esta
vez le dije:




¿Sabes? Quiero que me lo hagas hasta el final-




Ella no entendió a que "final" me refería pues jamás había
visto a un hombre correrse y estoy seguro de que nisiquiera sabía que existía
tal cosa. Pese a ello supongo que sintió vergüenza de preguntar y solo asintió
con la cabeza.




Solo que voy a tardar mucho tiempo en terminar. No quiero
que te detengas porque entonces tendremos que seguir por mas tiempo, ¿o.
k.?-




Y es verdad. Quería tenerla pajeándome tanto tiempo como
fuera posible, quería explorar sus límites y su paciencia, enseñarla a ser
complaciente y tener dedicación para complacer al macho en turno.


Comenzó a masturbarme rítmicamente mientras me besaba en la
boca y en el cuello, yo coloqué mis manos sobre la nuca y me dejé hacer
demostrándole que no iba a dedicarme a nada mas que a recibir placer.


Quiero decir que tengo mucha resistencia, gracias a que me he
pajeado desde muy joven he aprendido a controlarme y puedo estar cogiendo
durante horas sin venirme. Tatiana al principio se entregaba con pasión, pero
con el pasar del tiempo se fue aburriendo y aprendió que lo importante esperar
(y rogar) porque yo le dijera "basta". Después de unos 20 minutos la muñeca se
le comenzó a dormir, quiso detenerse un par de veces a descansar pero en seguida
la tomaba yo por el brazo y le indicaba que debía seguir, seguir y seguir
puñeteando de arriba abajo sin parar.


Después de un rato el roce de su mano me comenzó a causar
incomodidad, asi que sin decir nada me recliné un poco y escupí sobre mi palo
para lubricarlo, esto a ella le sorprendió y hasta le desagradó pero no dijo
absolutamente nada, siguió sobandome la tranca hasta que, después de un rato, me
confesó tímidamente: "ya me cansé" a lo que respondí firmemente: "Te dije que lo
harías hasta el final"- ¡Plaf! Años de ferrea disciplina machista en su casa
estaban por fin dando frutos, al oir una orden continuó sin volver a quejarse
pues sabía que las órdenes de un hombre no deben ser cuestionadas sino acatadas.


Habría pasado una media hora cuando comencé a sentir como la
leche se me iba acumulando en la punta de la verga, lista para salir dispar.




Voy a venirme chiquita...¿estas lista? – le pregunté.




Ella no respondió, pus estaba ensimismada contemplando como
el pene que tenía en la mano se hinchaba progresivamente. De súbito solté un
gemido y chorros de espeso semen comenzaron a brotar de mi pene, Tatiana se
sorprendió tanto que quiso soltar mi riata en el momento en el que la primera
gota de leche asomó por la cabeza. Error. De inmediato tomé su mano con fuerza y
la conduje hacia mi verga con molestia enseñándole que debía seguir
sacudiéndola. En ese momento comprendió que iba a batirse y con increíble
resignación lo aceptó. Siguió pajeándome contemplando atónita como la tranca
escupía chorros de esperma que corrían por su mano adhiriéndose a sus dedos.


Cuando la última gota de semen hubo salido y el miembro se me
comenzaba a poner hipersensible le ordené que dejara de sobarme. Ella contestó
con un dulce beso en mi boca ; se incorporó para ir al baño, le ordené que
tuviera cuidado pues no quería que tuviera la torpeza de derramar una sola gota
en mi pantalón, en el sillón o en el piso. Disimulando su asco apretó el puño
lleno de semen y colocó la palma de su mano izquierda debajo para recolectar los
hilillos de leche que escapaban de su puño.


Al regresar del baño sus manos estaban impecables, no quedaba
la más mínima evidencia de lo ocurrido. "La nenita es profesional" pensé " Está
educada para ser tan pulcra que el dia en que la violen correrá al baño a
limpiarse todo el cuerpo haciéndole las cosas más fáciles a todos".


Ella se recostó a mi lado y permaneció en silencio un rato.


-¿Eso es lo que embaraza?- me preguntó en voz baja después de
un rato. ¡semejante pregunta viniendo de una chica universitaria!



Sí- le contesté – Si te hubiéramos echado ese jugo dentro
de tu cuerpecito ¿qué crees que hubiera pasado? –


...¿Tendríamos un bebe? –


- Tendrías un bebe – Aclaré. Esa respuesta la dejó
consternada y sumergida en un profundo mutismo.


Pero no te preocupes – le dije sin darle importancia a lo
otro – Hay otras formas de meter esa leche en tu cuerpo sin que te
embaraces.



No entendió, pero tampoco se animó a seguir preguntando.
Tatiana era ( y es) sin duda un juguete sexual extraordinario.


P. D. Parece que a Tatianita no le gusto mucho ver su vida
publicada aquí, me ha rogado que deje de escribir su vida íntima, ja! Pobre
ilusa, afrtunadamente la tengo bien sometida y chantajeada, esta chiquita no se
nos va a ir a ningún lado.


 



Relato: De como sometía a Tatiana (2)
Leida: 2237 veces
Tiempo de lectura: 7 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
rus porno
gizli porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno