webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Loreto

Relato: Loreto

  

Cuando viajamos con mi esposa a Iquique, en el extremo norte
de Chile, nos habíamos hecho el propósito de disfrutar al máximo nuestra primera
salida en años. Solos y sin preocupaciones, ya que nuestros hijos ya son grandes
y tienen sus propios asuntos, nos encontramos alojados en un gran hotel frente
al mar, con todas las comodidades e infraestructura para agradar a sus
visitantes. Un colorido y novedoso trago nos recibió en la habitación, bastante
espaciosa y con una hermosa vista.


Esa tarde fuimos de compras y finalmente entramos a una
tienda donde venden licores finos de todas las procedencias. Allí, sin poder
decidirnos por una marca de licor japonés entablamos conversación con otro
visitante que estaba comprando lo mismo y parecía ser conocedor. Resultó ser un
tipo muy agradable, un profesional del sur, y se alojaba en el mismo hotel que
nosotros. Inmediatamente surgió cierta simpatía y quedamos en comer juntos esa
noche.


Durante la cena fuimos conociéndonos más, se llamaba Jorge,
era separado, tenía un par de años menos que mi esposa. A Loreto pareció
agradarle desde el principio y reía de buena gana con las anécdotas que nuestro
amigo contaba.


Al día siguiente, mientras tomábamos un trago en la terraza
junto a la piscina del hotel apareció Jorge, luego de los saludos salió el tema
del licor japonés que habíamos comprado. Reconocimos que nunca lo habíamos
probado y que solo habíamos escuchado comentarios de amigos que gustaban de el.
Nos propuso reunirnos esa noche para "enseñarnos" a beber el licor


-- Tiene todo un ritual para beberlo...saben?, dijo con su ya
habitual simpatía, a lo que nosotros respondimos riendo y fijando la hora de la
cita, que sería en nuestra habitación que es más grande.


Esa tarde paseamos por la playa y ya casi al anochecer
volvimos al hotel. Luego subimos a nuestra habitación, pedimos unas copas y
hielo y nos sentamos a esperar a Jorge. Loreto encendió un cigarrillo, hizo una
pausa y luego me dijo:


¿Recuerdas que una vez me dijiste que tenías la fantasía de
verme seduciendo a otro hombre?, ¿recuerdas que yo me enojé y te dije si estabas
loco?, ...ahora lo quiero hacer con Jorge, quiero hacerlo por ti mi amor, si eso
quieres te voy a dar en el gusto...¿qué te parece?.


Después de reponerme de la sorpresa, le dije entusiasmado que
si, que por supuesto que me encantaría, reconocí que hace mucho que fantaseo con
ello. Ella agregó:


¿ pero...estas seguro cielo? Sabes que por ti haría todo,
pero quiero saber si realmente te sientes preparado...yo por mi parte estoy
lista .


¡¡ Yo también !!, respondí seguro.


Nuestro amigo llegó puntualmente, traía algunos elementos
para la demostración, algunos bocadillos especiales para ese licor y una flor
para Loreto. Ese detalle le agradó mucho y se lo agradeció con un tierno beso en
la mejilla. La hora pasó volando, bebimos bastante, y el licor resultó ser
delicioso aunque bastante fuerte. Disimulada y paulatinamente me fui marginando
de la conversación, ellos charlaban entretenidos. Puse una suave música, me
acomodé en el sillón, encendí un cigarrillo y me dispuse a ver el show, la
situación me tenía excitado aunque estaba seguro que Loreto solo jugaba a
seducir a nuestro invitado y a la primera señal de "descontrol" de Jorge ella
detendría el juego. Él, por su parte, aunque estaba bastante bebido y
entusiasmado se cohibiría ante mi presencia.


La alegre conversación continuó, Jorge se notaba fascinado
con Loreto, ella se veía muy sexy con su vestido abotonado y su risa coqueta que
cautiva a cualquiera. Yo respondía con monosílabos cuando me preguntaban algo,
fingiendo estar ya bastante bebido. Ella bajó la intensidad de las luces al
mínimo y cerró las cortinas , luego le propuso con voz seductora:


¿ quieres bailar conmigo?...a mi marido no le gusta y a mi me
encanta...


El se puso de pie y la rodeó con sus brazos, lentamente ambas
figuras se movían en el centro de la habitación, yo fingiendo dormitar espiaba
todo, asombrado de lo lejos que había llegado Loreto. En un giro durante el
baile él quedó de espaldas a mí, ella me miró con dulzura por sobre su hombro y
me lanzó un beso silencioso, sabía que yo estaba observándola. Mientras, Jorge
acariciaba la cintura de Loreto y apretaba su cuerpo contra el de ella. Cuando
terminó la canción Loreto le dijo:


-Voy al baño a refrescarme, sirve otro traguito mientras
vuelvo... solo para nosotros porque mi maridito ya tuvo bastante, agregó
señalándome y haciendo notar que yo "dormía borracho".


Mientras ella se encerró en el baño, Jorge se acercó a mí y
me ofreció un trago, como no respondí se convenció que yo dormía y se sirvió uno
para él y otro para ella. Al rato apareció Loreto comentando lo calurosa que es
la ciudad, bebió y luego le dijo :


¡ ya, sigamos bailando..!, y volvieron a abrazarse, yo no
perdía detalle.


Había pasado un rato cuando ella le dijo riendo:


-¡¡ Tenía tanto calor que me tuve que sacar la ropa
interior..!!, él no podía creer lo que acababa de oír,( yo tampoco ). Casi di un
salto cuando Jorge dijo sonriendo cínico:


-- ...a ver si es cierto?, y comenzó a pasar lentamente su
mano por el culo de Loreto, comprobando a través de la tela que efectivamente no
se palpaba ningún calzón, ella seguía bailando en sus brazos como si nada. Él le
preguntó mirándome de reojo:


¿No despertará?, ella le respondió que no para tranquilizarlo
y le dio un beso en los labios, esa fue como una señal para Jorge, que empezó a
manosearle las tetas con ambas manos mientras le daba un apasionado beso con
lengua, luego comenzó a desabotonar su vestido desde arriba, cuando llevaba un
par de botones se detuvo y le propuso:


¡¡ vamos a mi pieza mejor... puede despertar !!, la respuesta
de ella me dejó perplejo:


-¡¡ quiero pasarlo bien aquí, frente al aburrido mientras
duerme , y si despierta no le importará...total yo ya no le intereso, hace
tiempo que no me toca!!, sonó tan convincente que me hizo dudar .


Jorge, que a estas alturas estaba hirviendo, terminó de
desabotonarle el vestido y se lo quitó, efectivamente no llevaba nada debajo,
¡¡mi mujer quedó completamente desnuda para un desconocido, que la empezó a
manosear toda frente a mi!!. El le dijo:


¡¡ Eres una putita bien caliente!!,¿así que te gusta frente a
tu marido?., ¡¡..vamos junto a él entonces...!!, la tomó de las manos y se
pararon delante de donde yo "dormía". El tipo resultó ser bastante caliente, la
abrazó por detrás y mientras hacía movimientos pélvicos para que ella sintiera
su bulto, con ambas manos le abría la conchita y le acariciaba el clítoris.
Ella, gimiendo con la cabeza recostada en él, sus brazos hacia atrás rodeándolo
y sus piernas separadas, parecía más una actriz porno que mi dulce esposa, la
madre de mis hijos... eso me tenía choqueado, pero también caliente hasta la
locura.


Volvió a besarla en la boca y luego le dijo:


¡¡ Arrodíllate!!, Ella obedeció, se hincó frente a él y sin
que le dijera más, comenzó a abrirle el pantalón, cuando se lo bajó apareció su
tremendo miembro, mucho más grueso y largo que el mío, tieso y con las venas
superficiales muy marcadas. El lo tomó, le retrajo al máximo el forro y comenzó
a pasarlo lentamente por su cara. Mis pulsaciones se aceleraron a mil cuando
comenzó a pasar su cabezota por sus labios y un hilito brillante se estiraba
cada vez que el lo retiraba. Ella, arrodillada, no se movía. De pronto noté que
sacó su lengua y empezó a lamérselo, (¡¡Por Dios!!, Pensé),primero la cabeza,
después el tronco y finalmente las bolas, lo hizo largo rato ya que notó lo
mucho que a el le gustaba. Luego abrió su boca y comenzó a mamárselo despacio,
pero con pasión, disfrutándolo todo.


Que rico cañon tienes, mmmm, me moría de ganas de probarlo -
susurraba Loreto


Las caricias orales de mi mujer terminaron por enloquecer a
Jorge, que la tomó de los brazos y la llevó hasta la cama, (¡¡ ...nooo!!), la
acostó, ella separó totalmente las piernas y el comenzó a chuparsela, ahora era
ella la que gemía. Luego de un rato en eso, se desvistió apresuradamente y
colocándose entre sus piernas se lo metió, ella dio un gritito ahogado de placer
cuando sintió la penetración, desde mi posición veía el velludo trasero de Jorge
subiendo y bajando mientras bombeaba a mi esposa como loco. Podía oír claramente
como sus bolas golpeaban en la vulva de ella en cada embestida.


¡ asi, mi amooor, metemelo todo, quiero gozarlo todo, hasta
el fondo, es tan ricoooooo, siiii - gemía mi mujer


No pude más y acabé en ese momento, sentí como el semen
caliente mojaba mi ropa, sudando profusamente tuve confusos pensamientos en ese
momento, por mi mente desfilaban miles de imágenes desordenadamente, cuando nos
casamos, nuestra primera vez, tantas noches apasionadas, sentía dolor, placer,
ira, vergüenza, todo a la vez. Ellos seguían culeando como locos frente a mí.


Cambiaron de posición, el se acostó de espaldas y ella lo
montó, ¡¡ me pareció tan sexy con su pelo desordenado, su redondo culito,
abierto por las manos de él, se movía en círculos, luego arriba, luego abajo,
ella hacía ruiditos de placer (los conozco bien) mientras se tragaba todo ese
tremendo pico !!.


Es curioso, se veía hermosa, lo juro, tan hermosa que la
hubiera querido solo para mí, pero ya era muy tarde, en ese momento por lo
menos, no era mía, era de él, y la estaba gozando. De repente el le dijo con voz
afligida:


¡¡ Bájate... me voy a ir !!, entonces ella misma separó sus
glúteos con sus manos, se sentó metiéndoselo hasta el fondo y le dijo:


¡¡ Oooooohh, que ricoooooooo, mmmmmmmm, damela toda adentro
cariño, quiero sentir tu lechecita caliente!!, (eso realmente me dolió mucho),
ella tuvo un tremendo orgasmo mientras el se retorcía eyaculando en su interior.
Todo terminó entre suspiros, respiraciones agitadas, besos, ambos entrelazados
como un solo cuerpo sudoroso en medio de la cama toda revuelta.


El se vistió y le susurró "chao muñeca...¿ nos vemos
mañana?", Ella le respondió:


"No creo", se dieron un beso y se marchó, ella se quedó
acostada y yo, con mis pantalones manchados, me quedé en silencio en aquel
sillón.


 



Relato: Loreto
Leida: 888 veces
Tiempo de lectura: 6 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
anime porn
porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno