webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La aventura de mi vida (02: Como continuo)

Relato: La aventura de mi vida (02: Como continuo)

  

Hola, como les platicaba en mi relato anterior, después de
esa estupenda sesión de sexo con Bárbara, lo que ahora tenia en mente era ir a
un bar gay y ligarme a una bella transexual. Para lo cual y como casi siempre lo
hago en mi trabajo me dedique a hacer una investigación del lugar y de cuando y
como lo haría para poder lograr la mayor satisfacción de esta nueva aventura.


Lo primero fue ir a ver los dos o tres lugares que
recomendaron, uno de los cuales se encontraba en un barrio de la ciudad que la
verdad no me daba mucha confianza, pero el segundo lo vi bastante bien. Mientras
hacia mi investigación, encontré una sex shop bastante bien surtida, compre
algunos videos de travestís, otro dildo de color morado y unos calzones
especiales. Estos calzones eran de ese tipo en que por la parte de atrás son
solamente dos tirantes laterales permitiendo que el culo este libre de
obstrucciones, y que por la parte delantera es un triangulo que sostiene
firmemente el paquete.


Por fin llego el día, para lo cual yo me vestí con unos
pantalones de mezclilla flojos que permitían mucho espacio en mis piernas y
entrepierna, con una camiseta muy grande, floja y por afuera del pantalón. Por
supuesto por debajo de mis pantalones llevaba mi súper calzón nuevo.


Llegue al lugar y me dio mucho gusto de que hubiera valet
parking para dejar el coche. A la entrada un hombre grande fuerte y de saco
negro me dijo que la entrada costaba 100 pesos. No tuve reparo en pagarlos y
enseguida abrió la cadena para darme paso al bar. El lugar era grande y oscuro,
por el lado derecho estaba decorado con unas palmeras muy grandes y del lado
izquierdo en donde se encontraba el escenario principal, se veía una
escenografia similar a la de un templo antiguo griego. Eran aproximadamente las
11 de la noche y ya se veía bastante lleno el lugar, había muchos gays normales,
pero lo que me encanto es que había muchas travestís por todo el lugar. Había
algunas que no habían alcanzado una transformación muy buena que digamos y había
algunas otras que por lo menos a esa distancia y con esa luz se veían como
autenticas diosas. Las luces cambiaban constantemente tanto de dirección como de
color.


De pronto llego una chica morena con vestido de luces y con
unos senos bastante grandes, por el tono de su voz adivine que no era chica
real. Se me acerco y coloco inmediatamente una mano sobre mi pene para
acariciarlo, al momento me dijo, que solamente estaba revisando que no se me
hubiera olvidado nada para garantizar mi diversión de esa noche. A mí me tomo
por sorpresa, y me dio mucha lastima que en ese momento no me hubiera encontrado
en plena erección. Me indico mi mesa y me pregunto que quería tomar. Al momento
de sentarme le pedí una cuba, y dirigí mi mirada hacia el escenario. En ese
lugar se podía ver un par de jóvenes vestidos de militares con pantalones con
manchas verdes, tirantes y los torsos desnudos. En la parte superior lucían unas
boinas de color rojo oscuro. Eran dos y bailaban de forma fuerte. En momentos se
abrazaban y luego se separaban, de pronto tiraron de sus pantalones como si los
arrancaran y los pantalones salieron volando hacia el publico. Uno de ellos
traía unos calzones similares a los míos, el otro traía una tanga convencional
multicolor. Mi mesa se encontraba a escasos centímetros del escenario, y poda
ver de maravilla. De pronto uno se hinco, parando sus nalgas de forma
provocadora, y el otro se bajo la tanga mostrando una estupenda erección.
Mientras esto pasaba, por dentro de mis pantalones y por debajo de la mesa yo me
encontraba frotándome intensamente mi pene, ya hasta había logrado hacer un hoyo
en la bolsa del pantalón y podía introducir fácilmente mi mano para acariciarme
directamente piel contra piel.


Unos minutos después, continuo el show con una chica rubia de
piel muy blanca, enfundada en un vestido negro muy pegado. Bailaba suavemente al
ritmo de la canción. Ella mostraba toda la espalda desnuda y apenas el vestido
le cubría sus grandísimos senos por enfrente. En un par de ocasiones nuestras
miradas se habían encontrado, y el sentimiento había sido como un relámpago que
recorría todo mi cuerpo e iba a terminar hasta mi verga completamente erecta.
Mientras pasaron los minutos, se fue levantando la falda y mostró una tanga roja
satinada muy brillante. De un tirón jalo el vestido y quedo vestida solamente
con esa tanga, los senos saltaron expuestos, y hasta alcance a sentir algunas
gotas de sudor en mi cara. Intento varias posiciones ayudándose del tubo que se
encontraba en el escenario cuando de pronto hizo a un lado la tanga y apareció
un pene pequeño completamente depilado. Esto sucedía a escasos 2 metros de donde
yo me encontraba, entonces se me acerco y pude apreciar que el pene estaba
circuncidado mostrando su cabeza rosada. Ella misma empezo a acariciárselo y
apretárselo, logrando que creciera a dimensiones bastante impresionantes. En ese
momento ya estaba a unos cuantos centímetros de mi rostro y ya alcanzaba a oler
su sexo. La situación era impresionante, yo ya había olvidado cualquier síntoma
de nerviosismo para entonces. Mas tarde las luces se apagaron cuando acabo la
música, y ella descendió del escenario tomando camino rumbo a los camerinos.


Cuando tuve oportunidad de alcanzar a un mesero, le pregunte
por el nombre de esa belleza, y me dijo que era Perla. Así que unos minutos mas
tarde, me levante de mi mesa para ir al baño, en el camino podía ver varias
mesas disfrutando plenamente de la noche, en algunas había gays, en algunas
otras lesbianas, y en otras estaban mezclados hombres y mujeres, las cuales mas
bien pensaba que eran transexuales. La gran mayoría de estas, luciendo bellos y
lucidores atuendos, lo cual hacia que uno entrara en mas confianza en el local.


Al llegar al baño, el lugar era mas o menos oscuro y me llamo
la atención que en este bar, no había uno designado especialmente para mujeres y
otro para hombres, era uno muy grande para ambos. Al final del pasillo podía ver
una pareja de hombres trenzados en un apasionado beso, en donde uno de los dos,
tenia sus pantalones ya hasta las rodillas mostrando su peludo y apetecible culo
a los demás que estaban en el lugar. Mientras tanto el otro le acariciaba el
rabo y el culo a la vez. Yo me acerque a uno de los mingitorios y empecé a mear
toda la cerveza que había ingerido algunos minutos antes. De pronto en una de
las puertitas que estaban atrás de mi empecé a escuchar unos fuertes jadeos. Mis
oídos se concentraron en ese ruido al tiempo que seguía orinando. De pronto la
puerta se abrió y pude ver a dos mujeres dándose dedo mutuamente. Las mujeres
eran medio hombrunas, muy delgadas, altas y con el cabello corto, sin embargo
bastante bellas. Me lave las manos y salí del baño para regresar a mi mesa. Al
llegar a ella me encontré una pequeña nota que decía, "te espero en mi camerino,
P". No lo podía creer aquella belleza que unos minutos antes había dominado el
local, con su belleza y sus movimientos quería verme en ese momento. Así que al
tiempo de ponerme un poco nervioso, me levante y me dirigí a donde ella lo había
hecho, para llegar a los camerinos. En el pasillo le pregunte a un joven, cual
era el camerino de Perla y sin mencionar una palabra, lo señaló con su mano
derecha.


Toque la puerta y escuche una voz que decía que pasara. Una
vez dentro del bastante iluminado camerino, la misma voz que había autorizado mi
entrada me invito a sentarme en lo que acababa de cambiarse detrás del biombo
que estaba en la esquina del cuarto. Pasaron pocos minutos que se me hicieron
como horas, y salió Perla enfundada en un camisón negro transparente donde se
adivinaba que los senos no estaban sujetos por un brasier y en la parte de abajo
le tapaba una pequeña tanga negra. Ella se sentó enfrente de mi, me pregunto si
me había gustado el show. Yo le comente, que no solo me había gustado, sino que
me había encantado, que había sido el mejor show que nunca antes había visto en
mi vida. Ella sonrió y me pregunto que si mis nalgas se veían tan impresionantes
como mi erección por debajo del pantalón. Esto me sonó como una invitación a que
se las mostrara, por lo que me levante, me puse de espaldas a ella, y me baje
los pantalones. No paso demasiado tiempo, para que sintiera una mano con uñas
muy pero muy largas acariciando mi culo en círculos y que jugara con los
tirantes de mi calzón especial. Un dedo paso por la línea de mis nalgas
tratándose de introducir un poco mas fuerte a lo largo de mi trasero. La
experiencia era indescriptible, por lo que yo me incline para facilitarle la
maniobra a ella. "En verdad te encanta?" me pregunto, a lo que yo con unos
simples sonidos le quise decir que si. Ella me pidió me volteara, y rápidamente
lo hice, puso ambas manos sobre mis hombros e hizo una pequeña fuerza sugiriendo
que me pusiera de rodillas. Evidentemente yo no puse ninguna resistencia, y
finalmente mi rostro quedo a la altura de su tanga. Sin que ella me lo pidiera,
empecé a acariciarle la tanga, y por fin sentí la dureza de su miembro por
debajo de la tanga. Yo acerque mi rostro para darle algunos besos, y la leve
transpiración la alcanzaba a sentir en mi piel. Accidentalmente al estarla
acariciando, su verga salto erecta y alcanzó a golpear ligeramente en mi cara,
ese fue otro choque eléctrico. El olor era delicioso, el calor que ese pene
despedía era invitante, por lo que no dude en abrir mi boca para empezar a lamer
la punta. Jale cuidadosamente la piel de esa verga, y pude apreciar el glande de
forma completa y sin obstrucciones. Poco a poco empecé a meterme mas y mas ese
manjar a mi boca. Ella mostraba su aprobación y no dudaba en empujármelo mas y
mas. A su vez y tomándola por las nalgas yo la jalaba para que su introducción
fuera mas fuerte. Algunos minutos pasaron y ella me pidió que me levantase, por
que tenia ganas de cojerme en ese momento. Así que me levante y camine un poco
hasta alcanzar un pequeño banco con cojines en donde puse mis rodillas y levanté
mi culito para ella. Ella con rapidez y habilidad se coloco un condón amarillo y
se acerco a mi. Antes de empezar el mete saca, se inclino y lubrico mi estrecho
culo con su propia lengua. Este beso negro aún lo recuerdo y me provoca
erecciones.


Ella recargó su verga en la entrada de mi culo, y muy
suavemente fue introduciéndola poco a poco. Llego un momento en donde sentí como
toco fondo y sus testículos rebotaban contra los míos. En ese momento ella hizo
una pausa para que mi culo se acostumbrara al tamaño y luego regreso al vaivén
glorioso. Cada vez era mas fuerte y mas fuerte, al grado de casi caigo del
banquito. Entonces una de mis manos se recargo en la puerta que estaba cerca y
sorpresivamente se abrió. Yo pensé que estaba cerrada, y lo malo es que se abrió
lo suficiente como para que no la alcanzara para cerrarla. Claramente podía ver
como pasaban diferentes personas que afortunadamente estaban tan concentradas en
lo que estaban haciendo que no ponían atención hacia adentro del camerino.


La cogida continuaba y continuaba, parecía que habían pasado
horas y horas. No me di cuenta de cuando empezo, pero sentía algunas ligeras
nalgadas del lado derecho e izquierdo alternadas. En ese momento, de pronto
apareció otra chica a la entrada de la puerta. Era una chica alta rubia con dos
tetazas impresionantes y que claramente era travesti. Y dijo" ... vaya, vaya,
con que trabajando horas extra.....me permites" Yo no podía decir que no, estaba
disfrutando demasiado ese momento. Así que paso, y ahora si cerro la puerta con
llave. Se acerco a mi y mostrándome su short rojo de látex, me lo empezo a
acercar sobandoselo por encima. Yo acerque mis manos y busque el broche y el
cierre de manera automática. Al bajárselo me encontré con un pene
impresionantemente duro y recto, gordo y lleno de venas, delicioso. Me lo
acerque a la boca y le pase la lengua por encima. Estaba tan caliente esa verga
que casi quemaba. Por debajo colgaban un par de huevos enormes y largos, pero
sumamente suaves.


El contacto de los pelos, con algunas partes de mi rostro me
excitaba aun mas. Durante ese tiempo ella aprovecho para irse quitando el resto
de la ropa. Y al voltear hacia arriba pude apreciar la parte baja de los senos.
Eran enormes duros impresionantes. Ella le dijo a Perla, "déjame ver que tan
dotados esta el joven", entonces Perla jalo por mi espalda y me pude incorporar,
mostrando mi herramienta tremendamente dura. La nueva chica bajo y me empezo a
acariciar el pene. Era delicioso, tanto que me hizo explotar en tan solo unos
segundos. La leche se derramo entre sus dedos, sin embargo eso la calentó aun
mas. No estaba 100% a gusto con eso, así que me jalo del hombro dándome la
vuelta y me empezo a frotar su verga en las nalgas. "Esto te pasa por no haberme
esperado a que me excitará mas." Entonces me empezo a golpear con su pene
dejándome las nalgas rojas. Y sin previo aviso acomodo su pene en mi ano, y lo
empujo hasta el final. Como mi ano, ya estaba acostumbrado a la cogida anterior,
no pudo oponerse a esta penetración. Pero el dolor si apareció, sin duda el pene
era mucho mayor al que me acababa de comer. Perla se subió al banquito en donde
antes yo estaba recargado, y me puso su verga en la cara para que yo la mamara.
Pasaron algunos minutos para que las dos se vinieran en mi, una en mi culo y la
otra en mi cara. La experiencia fue indescriptible.


Después descansamos los tres en el sofá, y mas tarde me
empecé a vestir, debido a la prisa que tenia Perla de prepararse para el
siguiente show. Al vestirme aun sentía el dolor en mi culo, pero me despedí con
un beso de cada una al dejar el camerino. Sin duda regresaría por mas, después
de aquella sesión, no había existido nada que me lo impidiera.


En el próximo relato les contare como estas experiencias
empezaron a cambiar mi vida al grado de buscar el divorcio, y de cuando visite
Brasil, un paraíso de travestís.


 


Si tú eres transexual o tienes historias que me quieras
contar, escríbeme a mi correo
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Agradeceré cualquier comentario sobre estos relatos.


 



Relato: La aventura de mi vida (02: Como continuo)
Leida: 794 veces
Tiempo de lectura: 9 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
rus porno
gizli porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno